Barra de video

Loading...

viernes, agosto 18, 2017

Sobresalto


Allá están mis pies 
descansan en zapatos de cartón 
parece el fin del mundo:

                                     el viento arrastra nombres áridos 
                                    hasta el parque gris y sin resuello.

El hombre lleva un globo rojo 
y le grita a Dios que detenga el tiempo.

                                    Cerca de los columpios una mujer joven 
                                    ríe para hacer de nuevo el presente.


Acá 
están mis manos manchadas con sangre de arena.


Antonio Flores Schroeder
(Del libro Personajes de una ciudad sitiada, NMCU, 2013)

jueves, agosto 17, 2017

Trump y los atentados terroristas


Por Antonio Flores Schroeder
El atentado en Las Ramblas de Barcelona con el resultado de al menos trece muertos y más de 100 heridos no solo enluta al mundo y lo entristece aún más, sino se presenta en un contexto internacional igualmente atroz.

Desde el 14 de Julio de 2016 en Niza hasta el 17 de agosto de 2017 en la ciudad española, van siete antentados con atropello en España, Francia, Alemania, Reino Unido y Suecia. En medio del mar de información que se archiva tras cada uno de estos sucesos hay una escalofriante casualidad.

En los días previos a cada uno de estos incidentes terroristas, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, no ha reparado en notarse cada vez más a nivel internacional por su discurso de odio.


¿Casualidad o causalidad?

La relación entre el discurso y el temperamento de Trump con los atentados terroristas parece no ser una simple coincidencia, de acuerdo a los siguientes hechos.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.


La oleada de ataques comenzó el 14 de Julio de 2016 cuando fallecieron 85 personas al ser arrolladas por un camión en el paseo de los Ingleses de Niza, Francia. Justo tres meses antes del ataque, el entonces candidato presidencial republicano había endurecido su discurso racista: “Creo que el Islam nos odia”. Unas semanas antes del golpe en terreno francés, arremetió de nueva cuenta al asegurar que tenía problemas con los musulmanes, particularmente con aquellos que querían viajar al territorio estadounidense.



Después la comunidad internacional volvió a estremecerse el 19 de diciembre tras la irrupción de un camión un mercado navideño de la ciudad de Berlín, Alemania. Se contabilizaron 12 personas muertas y 48 lesionados. El 8 de diciembre Trump pidió prohibir la entrada de musulmanes a Estados Unidos.

Solo pasaron tres meses para que el terror volviera a manchar de sangre las calles de Europa. Tocaba el turno del ataque en las inmediaciones del Parlamento de Reino Unido el pasado 22 de marzo, cuando un atacante atropelló con un todoterreno a numerosos caminantes en el puente de Westminder. Hubo cuatro muertos. El 15 de marzo el presidente de Estados Unidos prometió todo el apoyo de su gobierno a Israel en la búsqueda de un acuerdo de paz con los palestinos y en las confrontaciones con Irán, cambiando el tono de la política internacional de su predecesor Barack Obama.



¿Más coincidencias? El 3 de junio dos ataques fueron perpetuados en Londres con el catastrófico saldo de siete muertos y 48 heridos en el centro de esa ciudad, apenas 20 días después de la visita del mandatario estadounidense a Israel cuando estuvo en el Muro de los Lamentos. El 22 de mayo denunció con virulencia el papel desestabilizador de Irán en la región.

Transcurrieron 16 días para que Londres viviera un atentado islamófobo. El 19 de junio un hombre galés embistió con su coche a un grupo de musulmanes que regresaban del rezo de medianoche del ramadán cerca de la mezquita de Finsbury Park. El 12 de junio anunció que discutiría sobre el combate de la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo militante Estado Islámico.



El 7 de abril en Estocolmo cuatro personas murieron y otras 15 resultaron heridas cuando un camión atropelló a una multitud.  El 5 de abril, dos días antes de este atentado Trump reiteró que el Estado Islámico (EI) sería destruido y agregó que la lucha contra los yihadistas "será más corta" de lo esperado, tras recibir en la Casa Blanca al rey Abdalá II de Jordania.

Antes de los dos últimos atropellos, primero en el municipio de Levallois-Perret, a seis kilómetros del centro de París que dejó seis militares heridos como en el de Barcelona con el terrible dato de 13 muertos y más de 100 lesionados, Trump hizo declaraciones contra el régimen de Corea del Norte y hasta el de Venezuela, aparte de sus dichos supremacistas en una conferencia tras los incidentes de Charlettosville.

jueves, julio 20, 2017

(Des) Creer en #JavierCorralJurado


Por Antonio Flores Schroeder
Conocí a Javier Corral Jurado cuando fui coordinador editorial de la sección de Opinión de NORTE de Ciudad Juárez, a finales del convulsionado año 2000. Tuve contacto con él primero vía correo electrónico y después por teléfono.


Apenas cumplía yo tres años de carrera en los medios. Me pareció no solo una persona respetuosa sino congruente con lo que escribía. En ese tiempo el ahora gobernador de Chihuahua se acababa de convertir en senador por mayoría en primera fórmula junto a Jeffrey Jones.

En ese tiempo Patricio Martínez era el jefe del Ejecutivo estatal. NORTE atravesaba feroces ataques no solo de él sino de la Policía Judicial del Estado y sus secuaces del narco. Corral escribía en las páginas editoriales de NORTE y defendernos de Martínez era su lugar más común.

Así lo conocí. Me invitó a enviarle mis artículos editoriales para publicarlos en un espacio del Senado y hacerlo significaba otra tribuna para manifestar mi descontento contra Patricio. Por esa razón acepté de inmediato. Varios de esos artículos aún están en espacios virtuales de Corral y el Senado de la República.

En 2003 salí de NORTE para ir a experimentar como jefe de redacción a un diario de Sonora. Con el tiempo, perdimos la comunicación. Regresé en el 2005 a NORTE con ese mismo puesto y Corral ya no era el mismo.

Mucha gente, inclusive personajes cercanos al político panista, no percibieron ese cambio. Pasaron los años y como Corral ya no escribía en las páginas de NORTE, perdí todo contacto con él.

Ese cambio de personalidad era notorio. Veía por debajo del hombro como si los demás fueran menos que él. Creía que su experiencia legislativa estaba por encima de cualquier persona no solo en su partido sino en el resto de la sociedad.

Comprobé esto en el 2015, cuando falleció el director editorial de Norte, Alfredo Quijano Hernández. En el funeral no saludó a quienes nos encontrábamos ahí. Parecía haber ido solo para la foto.

Aquel Javier Corral que todos conocíamos como buena persona y por momentos hasta simpático, había perdido el piso tras jugar a la política en las grandes ligas mexicanas.

El político azul que viste a veces con trajes del sol azteca no solo se había extraviado políticamente, también se olvidó de su pasado. ¿Se acordará cuando trabajó como coeditor en NORTE y se bajaba de la Ruta 4 para entrar a la sala de redacción?

Sin entrar en el penoso asunto de sus bandazos contra los medios de comunicación y periodistas de la entidad, Corral dio lecciones de su oficio y experiencia en la contradicción ya siendo gobernador, por ejemplo, al pasear junto a Patricio Martínez en el centro histórico de Chihuahua, cuando lo llamaba el gobernador del diablo.

Como éste caso hay muchos más. Desde mi punto de vista, cuando alguien transita de extremo a extremo, es porque no sabe mantener el equilibrio y alguien que no sabe mantener el equilibrio, cualquier viento puede derribarlo y caer encima de cualquiera. Lo ha hecho, pero ya lo contaré en otra ocasión.

Por eso yo (des) creo en Javier Corral Jurado.

miércoles, mayo 17, 2017

Condenamos el asesinato de Javier Valdez Cárdenas



Periodistas que trabajábamos para Norte de Ciudad Juárez repudiamos el asesinato del colega Javier Valdez Cárdenas, ocurrido el pasado 15 de mayo en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

Exigimos a las autoridades federales y estatales mexicanas investigar, identificar y llevar ante la justicia a los culpables de éste y otros treinta y cinco casos ocurridos en los últimos cinco años.

Este cobarde crimen nos recuerda una vez más que los periodistas mexicanos trabajamos en una situación de emergencia en medio de amenazas y atentados  por parte del crimen organizado y autoridades del gobierno, lo cual ha llevado al límite de colocar a nuestro país como el tercero en el mundo con más riesgos para ejercer nuestra labor, solo por debajo de Afganistán y Siria, naciones sumidas en conflictos bélicos.

En México se han acortado los derechos fundamentales a la libertad de expresión crítica e información de investigación y profundidad, y por tal razón exigimos al gobierno mexicano pasar ya del discurso a la acción.

Recordamos también que han transcurrido 56 días del asesinato de nuestra compañera Miroslava Breach Velducea y ninguna autoridad ha dado resultados en la investigación.

El pasado 2 de abril nuestra casa editora, Norte de Ciudad Juárez, en una muestra de protesta ante las nulas garantías para ejercer un ejercicio crítico y los frecuentes ataques, decidió cerrar sus publicaciones impresa y digital, luego del asesinato de Miroslava.

Las agresiones mortales, así como la impunidad prevaleciente, ponen de manifiesto el alto riesgo que implica ejercer el periodismo en México y eso no puede seguir así.

Solicitamos de manera urgente la intervención de organismos internacionales para exigir y presionar a las autoridades mexicanas, poner un alto a los cobardes asesinatos de periodistas en todo el país y que no queden impunes.

¡Nos Están Matando!

Carlos Omar Barranco
Salvador Esparza García
Antonio Flores Schroeder
Guadalupe Salcido Flores
Miguel Vargas
Francisco Luján
Guadalupe Parada


lunes, febrero 13, 2017

Tres ases de tres


Por AFS

I
En alguna cama de un motel
a esta hora
el orgasmo
ya es un recuerdo.

II
En alguna cama de un motel
a esta hora 
una mirada es un homenaje que
b
a
j
a
desde el cielo.

III
Lo que Trump necesita
es un chile grande
(jalapeño o de árbol)
tal vez
unas enchiladas.

sábado, enero 07, 2017

Apuntes de la libreta

Por Antonio Flores Schroeder

Sueño (no) hecho realidad


Así el cuchillo
o así el recuerdo
de un día como hoy
visto desde otra vida:
cientos de balas
en el cajón
y tanto estudiante
en las aulas.

--------------

Primer trip


Enciéndete, pues
la canción
c
a
e
r
á
sobre los nidos de la alegría
(seguramente).

---------------




Viaje al silencio 

Por Antonio Flores Schroeder

La tarde de hoy fui a disfrutar el atardecer a un sitio lleno de árboles. En lugar de hojas, las ramas estaban pobladas por cuervos. Eran muchos. Creo que ese sitio es una puerta de su casa situada en el Tecnológico de Ciudad Juárez. Olía a las tardes de la infancia cuando la abuela regaba su jardín. 

Al fijar mis ojos en sus movimientos, mientras el sol escondía sus frágiles brazos de invierno, alguien contó un relato. En uno de los árboles, había unoscincuenta cuervos y en cierto momento llegaron muchos gorriones, y los cuervos, como si les hubieran ordenado moverse de ahí, emprendieron el vuelo y el ruido de sus alas me llevó con ellos. Los gorriones ocuparon los lugares de los cuervos. 

Todo había pasado en menos de un parpadeo. Las sílabas cerraron su boca y en esta ocasión tampoco morí con sus gritos. Luego anocheció. Puedo jurar que el tiempo se detuvo.