viernes, abril 24, 2015


Receta para ser feliz


Por Antonio Flores Schroeder


Polvo de estrellas
Dos desajustados mentales
Decenas de trastes con palabras agudas
Un telescopio
El desierto como un mar
Cuatro atardeceres juarenses
Tin Tan sentado en el filo de una fuente
Una mariposa rumbo al sol
Seis alucines con maniquís
Una bolsa del Smart llena de insecticida
Un camión sin frenos de la Ruta 4
Ocho niños con hambre frente a una burrería
Y
(si es posible)
Un espejo contra el tiempo dentro de una fotografía

martes, abril 14, 2015




Tres historias de un ayer no recordado


Por Antonio Flores Schroeder


I

El sol fue a la mañana siguiente una tumba para los dos. Debieron haber pasado meses, años y hasta siglos en esa noche donde sus besos enfriaron la sábana de su amor clandestino.


II

-Ojalá esta noche tus ojos me dejen dormir -dijo ella ante el silencio que poblaba cada rincón de su recámara.
Afuera los ruidos del tren y el mundo deshaciéndose se estrellaban contra la puerta de su casa.

III

-Que el Universo haga lo que quiera, pues -dijo aquel hombre con la mirada perdida en sus recuerdos.

Otra mujer que bajaba a toda velocidad pero en otro paracaídas, sólo cerró los ojos y pensó en rezar.

viernes, abril 03, 2015


El pez Juan 

Por Antonio Flores Schroeder

Juanito tenía el don de convertirse en pez Todos los días después de llegar del trabajo y antes de fumarse el último cigarro del día se quitaba primero la corbata luego el saco la camisa el pantalón los zapatos los calcetines y el calzón para regresar a la pecera Sus compañeros en la oficina nunca creyeron su historia ni siquiera cuando una noche el gato Félix que tenía por mascota derribó la pecera y se lo comió Creyeron que había huído de la ciudad por un problema con su amante

La metamorfosis del dinosaurio 

Por Antonio Flores Schroeder

Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó y el dinosaurio todavía estaba allí.