jueves, agosto 06, 2015

Luna roja

Por Antonio Flores Schroeder

Hubo noches en las que el fuego me abrazaba

mientras yo enterraba recuerdos y escondía la soledad.

Después crecí cobijado por el frío de mis padres

descubrí estrellas apagadas por la rutina del sol

                                                   (astros alejados de mi demencia)

y un día dejé la casa donde vertí el humo debajo de las alfombras

para entender a la tristeza envejecida.

Primero soñé fotografías

luego desperté en un plato sin comida

cuando mi entorno se adormecía

y el presente era secuestrado por un sicario del amor.

No hay comentarios.: