domingo, noviembre 23, 2014



La frase desafortuna del gobernador César Duarte

Antonio Flores Schroeder 

“Solamente un retrasado mental hubiera hecho eso que ellos dicen que yo hice”, fue la respuesta del gobernador del Estado, César Duarte Jáquez, ante la denuncia en su contra por peculado y enriquecimiento ilícito.
    Nada más desafortunado podría haber dicho el mandatario estatal en la ciudad de Chihuahua, al cobijo de sus correligionarios, en la sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI.
    Primero porque es una falta de respeto total para las personas con capacidades diferentes y segundo, porque pareciera que al gobernador se le olvida que en su Plan Estatal de Desarrollo 2010-2016, entre los objetivos en el apartado de Personas con Discapacidad, se encuentra el “fortalecer la coordinación gubernamental y de los sectores social y privado en la definición y ejecución de programas y acciones destinados a la integración de las personas con discapacidad”.
    En el objetivo 2.2 se propuso “promover una cultura de apoyo y respeto a las personas con discapacidad en toda la sociedad, a través del Sistema Educativo Estatal”.
    Su frase “Solamente un retrasado mental…”, lo coloca como el primero en no respetar ese punto.
Por si fuera poco, en el Objetivo 4 de su Plan Estatal de Desarrollo, podemos leer:
“Vigilar que se cumplan los preceptos del Artículo 1° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con el propósito de erradicar todas aquellas conductas discriminatorias que existan en el ámbito social de la población chihuahuense”.
    Quizá también se le olvide que hace sólo tres meses el Gobierno federal presentó el Programa Nacional de Igualdad y No Discriminación (Pronaid) para que desde el ámbito público se evite toda forma de segregación, clasismo, homofobia, racismo y xenofobia.
    “No basta con la acción de gobierno para lograr un país sin discriminación, se requiere que todas y todos dejemos atrás los estigmas y estereotipos excluyentes”, manifestó el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
    La frase desafortunada del gobernador es evidentemente denostativa y lastima a más del 6 por ciento de la población mexicana.
    Si el mandatario estatal ve como escoria lo diferente o diverso a él, está equivocado. Desde su posición como gobernante no debería consentir la exclusión porque eso ahonda la desigualdad. Su obligación es armonizar y no dividir. Resulta inaudito que un gobernador estereotipe a las personas con alguna discapacidad.
     Lo desafortunado de la frase se desprende también de que resulta imposible que una persona con discapacidad intelectual, haga “lo que dicen” el activista Jaime García Chávez y el senador panista Javier Corral Jurado: enriquecimiento ilícito y peculado.
    Los “retrasados mentales”, como llama de forma denostativa el gobernador a las personas con una capacidad diferente, son personas con un corazón más grande que la avaricia de todos los gobernantes de este país, son seres humanos con una capacidad increíble para ser felices y hacer felices a los demás.
    Lamentablemente, todavía hay quienes ven esto como una tragedia, pero hay mucho que aprender de ellos: son humildes, sencillos y muy agradecidos con la vida.
    Ese tipo de declaraciones no abonan en la tranquilidad de los chihuahuenses. Parece que nuestros políticos compiten no por servir mejor a los ciudadanos, sino por ver quién hace las cosas peor.
    Los desvaríos que suelen dar los políticos cuando pierden el piso, pueden ser muy peligrosos. Todo esto “que dicen García Chávez y Javier Corral”, no es simplista, como lo dijo el gobernador en la sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI.
    El gobernador cuestionó que no destaquen los avances en educación, salud, sino por el contrario, “se busque el escándalo simplista”, donde le duele a la gente “porque las dudas sembradas sólo general más dudas”.
    No es algo “simplista”, porque se trata de los recursos públicos de los chihuahuenses. Los ciudadanos tienen derecho a conocer la verdad.

(Artículo publicado en el periódico NORTE de Ciudad Juárez el 23 de noviembre)