miércoles, diciembre 24, 2014

Estación Invierno 4, 2014

Antonio Flores Schroeder

Hoy encontramos al fondo de la cueva el agua bendita derramada, el ruido del vuelo de las aves intentando salir a la superficie, las fotografías en blanco y negro tomadas desde el avión rumbo a Madrid mientras alguien escuchaba en sus audífonos canciones de Black Sabbath, los (des)encuentros literarios en la Revolución de Tijuana, laberintos de madrugada en el horno de San Luis Río Colorado y aquella charla con una prostituta en una barra que nadie conocía junto a los recuerdos de una noche en Beirut antes de que los poetas adoloridos gritaran en París. También las estrellas en el mar de una mujer en una noche sin fin.

No hay comentarios.: