miércoles, octubre 08, 2014

El país de la mierda

Por Antonio Flores Schroeder

Vivo en un país en el que la vida no vale nada y donde con una torta y una coca-cola puede comprarse una conciencia.
Vivo en un país corrupto entregado a la derrota eterna no sólo en el fútbol sino en la libertad y sueños de la mayoría de sus habitantes.
Vivo en un país de ciegos dolidos más por un extranjero que se caga en los calzones con los colores de la bandera que por los secuestros y crímenes contra estudiantes y profesores.
Vivo en un país donde todavía se cree en los niños héroes, las promesas de sus políticos y donde la historia se borra con balas y fosas clandestinas.
Vivo en el país de la desgracia continua y del ya merito, camino por las banquetas del mañana que nunca llegará, duermo con el dolor a cuestas de la guerra sin fin.
Vivo en país de muertas y muertos y santos delirios en la educación especialista en el autoengaño. 
Vivo en un país meado por Dios en una noche sin estrellas y en un velorio sin fin con los cantos alegres en un ataúd.
Vivo en un país llamado México respetado por el miedo y la costumbre aunque debo confesar que mientras eso sucede me dan ganas de incendiarlo.

No hay comentarios.: