Barra de video

Loading...

lunes, octubre 14, 2013

Suicidio postergado

Por Antonio Flores Schroeder

Alí subió con la lentitud de una tortuga al mirador de la torre Latinoamericana. Cortó la rejilla y abrió las alas. Observó las hormigas en la Madero, luego los grillos en el Eje central Lázaro Cárdenas. Dos minutos después cerró sus ojos y respiró ondo (pensó en las letras amontonándose una sobre otra y en los delitos de los políticos). En los noticieros de la noche fueron muy breves: el dolor debió haber sido tanto que el peso de sus palabras no lo dejó volar.

No hay comentarios.: