lunes, abril 08, 2013

Desencuentros caninos

Por Antonio Flores Schroeder

Ella pertenecía al naufragio de las soledades que se apilan sobre la calle cuando se ausenta el sol. Él, en cambio, era un rumor del pasado cada vez que la luna se inyectaba la noche entre sus venas. Tal vez por eso nunca llegaron a cruzarse.

No hay comentarios.: