jueves, diciembre 27, 2012

Insurrección


Por Antonio Flores Schroeder

Lloro a veces tu arena
el silencio
el pensamiento
y aun la noche eternizada que ves en mis manos mientras me cuestionas si en realidad las imágenes pintadas en el muro pueden regresarnos a la otra vida lejos de nuestros demonios.

Han pasado tantos años desde que escribíamos poemas en las banquetas por donde cruzaban las hormigas, que ya no puedo responder a tus preguntas frías que en su interior llevan una corriente de agua caliente donde naufragan costumbres grises y ausencias sin colores.

Ahora a diferencia de otras tardes, la tristeza se embolsa en los pulmones del mundo para hacerte soñar con sonrisas y espigas de colores y palabras esperanzadoras de una ciudad mejor. Quizá por eso tus visiones se adelgazan tanto como el ruido de tus tacones que suben y bajan por las escaleras de mi departamento donde planeo una revolución que iniciará en tu vientre y terminará detrás de tus ojos, tal vez en la retina o en el nervio óptico.

jueves, diciembre 06, 2012

El verdadero fin de la humanidad


Por Antonio Flores Schroeder
 
-Un psicópata israelí mata a un niño palestino.
-En Etiopía se muere un infante cada vez que un argentino escucha tango.
-Los artistas dejaron de ser la voz del pueblo y ahora se han vuelto misioneros de la mentira y embajadores de la corrupción.
-Un iraní se inyecta heroína con Alá para volar un supermercado en protesta por las hamburguesas sin sabor de McDonald's.
-Zambia llora a sus muertos enterrados en ataúdes de cobre.
-Un mexicano con una playera de la Virgen de Guadalupe hace fila en un puente internacional de Ciudad Juárez para llevar cocaína a Nueva York.
-Las televisoras mienten y nos dicen que el mundo se va acabar y que ya no habrá dioses sino pura televisión.
-Los líderes de todas las religiones en el mundo apoyan al Banco Mundial para que poco a poco nos mate de hambre.
-Una viejita llora por la desigualdad en la distribución de la riqueza en Sierra Leona.
-En Mozambique los muertos de la guerra civil sueñan junto a Jesucristo con reconstruir a su país.
-Un norteamericano que fuma crack vende armas a narcos mexicanos.
-Doce niñas buscan a sus padres en Haití.
-Cuatro alemanes aún piensan en Hitler y se rapan sus cabezas para demostrar que odian al mundo.
-Tres niños de en Tayikistán sueñan con una pizza cada vez que un adulto norteamericano compra una iPad.

martes, diciembre 04, 2012

 Ironías de los nuevos tiempos

 

Por Antonio Flores Schroeder
Los niños se enojaron y patearon puertas de patrullas, incendiaron la conciencia colectiva, se dejaron crecer la barba como Che Guevara y desgarraron sus gargantas para herir de muerte al capitalismo salvaje y, antes de volver a patear las puertas de patrullas, subieron mensajes a las redes sociales con sus iPads, iPods y BlackBerrys.
Luego de la protesta se les observó comiendo hamburguesas en Mc Donalds de dos partes de carne, salsa especial, pepino, cebolla, lechuga, queso y pan. También tomaron Coca Cola Light.
Antes de las diez pe-eme alguien los alcanzó a ver de regreso a casa fumando cigarros importados marca Cohiba. Iban de prisa. Se querían ver en el noticiero de Joaquín López Dóriga.