lunes, octubre 08, 2012

Lunes

Por AFS


Odio los lunes, odio abrir los ojos el lunes y darme cuenta que es lunes. Odio las mañanas del lunes, odio la “ele” con la que inicia el lunes, también odio la “u”, vocal terrible y segunda letra del lunes, odio también a las otras tres componentes de esta palabra sin agravio ni beneficio, odio las voces del mundo alertándome de que un nuevo lunes ha comenzado, odio odiar tanto a los lunes y finalmente, me odio por no poder evitar cada segundo del lunes.

I
Odio también las tardes de los lunes, sobre todo las que son grises y escriben con mala ortografía, las que nos envuelven con su dulce amargura y nos llevan al fuego del extravío.


II
Odio las tardes de los lunes, porque se visten de piedra y por dentro son de papel, sí, las odio, ayer me dijeron que el papel proviene de árboles talados en otros lunes, lunes grises y escritos con mala ortografía.


III
Odio las tardes de los lunes, como hoy, donde Dios esconde sus mentiras, sí, odio éstas horas de hojarasca que transcurren entre segundos cada vez más profanos y con pan duro y agua sucia.

IV
Odio las tardes de los lunes que se cruzan frente a nosotros sin pedir permiso y lloran por los cadáveres en el desierto. ¿Acaso no se enterarán de que en las selvas también hay tormentas?

No hay comentarios.: