lunes, mayo 09, 2011


El escritor español Uberto Stábile.

               
“Frente a la violencia no se 
puede ser neutral o ambiguo”

Antonio Flores Schroeder
El escritor Uberto Stábile es uno de los autores españoles más cercanos a las letras mexicanas, particularmente a las que se desarrollan en el norte del país. Participó recientemente en festivales culturales de Monterrey, Obregón, Tijuana y Ciudad Juárez, además de otras urbes del territorio nacional. Se vinculó a la literatura nacional gracias a sus actividades no sólo como escritor, sino como editor y gestor.
Nacido en Valencia en 1959, comenzó su actividad editorial con la publicación de pequeñas revistas y poco después le dio vida a las colecciones de poesía Cuadernos del Mar y Malvarrosa. Ha traducido obras de Pasolini, Ginsberg, Kerouacm, Burroughs, Ferlinghetti y Lou Reed.

En 1994 creó la revista Aullido y trece años después su proyecto se extendió con una colección de libros orientada principalmente a la edición y difusión de escritores mexicanos como Margarito Cuella, Dante Medina, Will Rodríguez y Omar Pimienta.

Desde hace doce años organizó el Encuentro Internacional de Editores Independientes y Ediciones Alternativas, el cual reúne cada año a un centenar de pequeños editores.

Su poesía se ha traducido al portugués, italiano, búlgaro, catalán y francés; entre sus libros destacan Distrito marítimo (Valencia: Cuadernos del Mar, 1981), Hermosas escenas de la noche (Valencia : Universidad, 1984), El pianista del Metropol (Valencia: Malvarrosa, 1985), Las edades del alcohol (Elche : Diarios de Helena, 1995), Los días contados (Elche Diarios de Helena, 2000), Maldita sea la poesía (Zaragoza: Eclipsados, 2007), Habitación desnuda (poesía 1977-2007) (Tenerife: Baile del Sol, 2007), Viejos y malditos (Monterrey, México, Universidad de Nuevo León, 2008) y Tatuaje (México D.F., Atemporia, 2009).

Cercano a Juárez

En 2009 Stábile compiló a autores de la región en Tan lejos de Dios; poesía mexicana en la frontera norte, publicado por Editorial Baile del Sol, que reúne el trabajo literario de 64 poetas mexicanos. Este libro estuvo acompañado por un documental en el que entrevista a escritores juarenses y que se presentó en varias ciudades de España, Inglaterra, Polonia, Portugal y en México.

Uberto Stábile será uno de los escritores que vendrá a participar en el Primer Encuentro de Escritores de Ciudad Juárez que se llevará a cabo del 2 al 6 de septiembre, evento independiente que formará parte del Festival Internacional de Chihuahua.

Entrevistado vía correo electrónico, el español contestó a NORTE algunas preguntas sobre su trabajo literario y su relación con las letras mexicanas.

REPORTERO: ¿Cuál ha sido tu cercanía con México en tu trayectoria como escritor?

STÁBILE: Llegué a México por primera vez en el año 2004 como participante en el Festival de las Letras de Monterrey. Desde entonces mi vinculación con las letras mexicanas ha sido continua en todas mis actividades, como escritor, editor y gestor. Como editor publiqué en 2004 y 2005 sendas antologías sobre la poesía en Nuevo León bajo el título de Región sin donde en la revista Aullido. En 2006 la revista se convirtió en una colección de poesía dedicada en exclusiva a poetas mexicanos. Aullido Libros ha publicado títulos de Margarito Cuéllar, Dante Medina, Will Rodríguez, Omar Pimienta, Heriberto Yépez, José Ángel Leyva, Claudia Luna y Roberto Castillo. Como escritor he sido invitado a participar en varios festivales en su mayoría del norte de México, como el Festival de las Letras de Monterrey, el Encuentro de Escritores Bajo el Asedio de los Signos en Ciudad Obregón, el Encuentro Internacional de Escritores Literatura en el Bravo en Ciudad Juárez, el Festival de Literatura en las Artes y el Festival de Literatura del Noroeste ambos en Tijuana. Además tengo dos libros editados en editoriales mexicanas Cien días de mayo (Editorial Homoscriptum, Monterrey) y Tatuaje (Editorial Atemporia, Saltillo). También he sido incluido en las antologías Hablando en plata: 17 poetas españoles de hoy (Editorial Homoscriptum), De ronda en ronda: antología itinerante de poetas españoles en México (Ediciones El Ermitaño), Poesía Viva en Andalucía (Universidad de Guadalajara) y he compilado otras dos antologías Mujeres en su tinta; poetas españolas en el siglo XXI (UNAM & Atemporia Editorial) y Tan lejos de Dios; poesía mexicana en la frontera norte (UNAM). Como gestor he organizado en México los Encuentros Internacionales de Editores Independientes (Edita) celebrados en 2010 y que con la colaboración de Endora Ediciones y Ediciones El Ermitaño tiene sede permanente en la Ciudad de México.

R: En el año 2009 reunió en el libro Tan lejos de Dios; poesía mexicana en la frontera norte a 64 poetas mexicanos, esta compilación fue acompañada de un documental con el mismo nombre... ¿cuál fue su experiencia en torno a este trabajo", ¿qué encontró en la palabra escrita de los autores fronterizos?

S: A raíz de los tres viajes que realicé en 2009 a Ciudad Juárez, Tijuana y Coahuila tuve oportunidad de entrevistar y grabar algunos testimonios de 19 de los 64 poetas incluidos en el libro. Junto a sus voces y poemas también procuré plasmar las imágenes de la frontera que más me impactaron y me sirvieron para crear ese gran retablo fronterizo que pretende ser Tan lejos de Dios. En sus poemas encontré las referencias a una realidad que no es ajena nunca al hecho literario. Se trata de una antología de poemas no de autores, lo cual me permite dar una cierta línea argumental al libro. Quedan fuera muchos y muy buenos poetas, cuyas obras sin embargo son ajenas a esta realidad que quise reflejar a través de la poesía. Los poemas seleccionados hablan del desierto, de la frontera, del feminicidio y la narcoviolencia, hablan de la relación con EU, de la migración y hablan de los ancestros y de las viejas costumbres, de la Revolución y de las ciudades que han ido creciendo en mitad de este gran territorio.

R: Desde el punto de vista de un editor, ¿cómo visualiza la literatura fronteriza en México, ¿cuáles son las principales diferencias de lo que se escribe en la frontera a lo que se produce en el interior del país, ¿tiene identificado una liga entre la violencia y lo que se está escribiendo?

S: Creo que la literatura que se escribe en el norte de México, en la frontera, es hoy en día un revulsivo frente a tendencias anémicas y endogámicas que se practican en otras regiones de la República. La dura naturaleza del territorio y la implacable situación que condiciona la vida en la frontera no pasa desapercibida en los versos y relatos de los escritores norteños. La violencia, y en ocasiones la crueldad, sucede en las calles y se refleja en algunos poemas, se hacen duros, fuertes, pero se trata sólo de un gesto de resistencia frente a la violencia, no la encubre ni la celebra. Los poetas de la frontera abordan muchos otros temas, son próximos al hombre y la mujer de la calle, solicitan su presencia en el verso y hablan con un lenguaje propio, más próximo y cómplice. La poesía recogida en Tan lejos de Dios es ante todo un grito, a veces contenido, de todo ese rico universo que se congrega y revuelve frente a la dramática realidad que les toca vivir.

R: Ciudad Juárez atraviesa por una situación delicada desde hace casi 4 años. De acuerdo a las estadísticas oficiales se contabilizan casi 8 mil víctimas desde el año 2008. Esta ciudad ha sufrido por los secuestros y extorsiones y existe un gran desánimo entre los fronterizos. Desde hace un mes nació un movimiento artístico que se ha propuesto poner su granito de arena para rescatar el tejido social de esta comunidad. Cada semana se están llevando a cabo presentaciones de poetas y narradores en varios espacios de la ciudad... ¿cómo puede ayudar movimiento artístico en una urbe como Juárez", ¿qué papel juega la literatura en este problema?

S: La literatura en particular y el arte en general han servido a lo largo de la historia para abrir, atravesar y transformar fronteras, la literatura en sí misma es una frontera y permite crear valores y un sentido crítico ante cualquier tipo de realidad que trate de imponerse como única. En la literatura no se encuentra la solución a los problemas, pero nos ayuda a plantear alternativas a los callejones sin salida. La cultura en general nos ayuda a tomar conciencia, y en cierta medida nos posiciona. Frente a la violencia no se puede ser neutral o ambiguo, existe una tendencia natural de la misma hacia la denuncia, la conciencia, hacia el diálogo, la convivencia. Ningún camino es fácil pero la literatura lo hace más transitable.

R: Del 2 al 6 de septiembre se realizará el Primer Encuentro de Escritores de Ciudad Juárez que contempla reunir a unos 100 autores locales; también se contará con la presencia de varios autores nacionales e internacionales. ¿Qué importancia tiene para ti un evento literario como el que habrá aquí en la ciudad?

S: Conservo muy buenos recuerdos de Ciudad Juárez, de la amabilidad de sus gentes, guardo afectos y amistades que me unen a esta ciudad que ya forma parte de mi particular universo. Creo que es bueno que los escritores se desplacen a una ciudad que sufre y necesita compartir, creo que es importante dar testimonio y hacerla visible más allá de la violencia que padece. Hoy día Ciudad Juárez no es ningún paraíso turístico, por el contrario está calificada como una de las ciudades más peligrosas del mundo, y sin embargo, y por eso mismo, creo que es necesario llegar a Juárez para que esta realidad no convierta un lugar tan hermoso en un simple agujero de bala para el resto del mundo. Creo que la violencia sólo persigue la destrucción de los valores que hacen posible la convivencia, de ahí la importancia del encuentro de escritores.

Esta nota se publicó el 9 de mayo de 2011 en el periódico Norte de Ciudad Juárez

sábado, mayo 07, 2011

miércoles, mayo 04, 2011


Convocatoria

El Comité Organizador del Primer Encuentro de Escritores de Ciudad Juárez en coordinación con el Instituto Chihuahuense de Cultura, y el apoyo de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, la Universidad Regional del Norte, el Consulado General de Estados Unidos en Juárez, el Hotel Holiday Inn, Periódico Norte de Ciudad Juárez y Cafebrería S&L convoca a:


 Que se llevará a cabo del 2 al 6 de septiembre de 2011 en diversos puntos de la localidad, dentro del marco del Festival Internacional de Chihuahua


El Comité Organizador es un grupo de escritores que tiene por objeto promover y difundir la creación literaria en todos sus géneros expresivos y por los distintos medios de comunicación, con el fin de enriquecer la sensibilidad cultural de las personas para que puedan apreciar el valor de las creaciones artísticas literarias en diferentes tiempos y espacios.
Para cumplir dicho objetivo, se ha creado el Primer Encuentro de Escritores de Ciudad Juárez

Las bases del Encuentro de Escritores son las siguientes:

1. Podrán participar todos los escritores mayores de 16 años que sean juarenses de nacimiento o que residan o hayan residido en Ciudad Juárez (esto aplica a aquellos que residan actualmente en el interior de la república o en el extranjero).

2. El encuentro está abierto a todos los géneros literarios: poesía, cuento, crónica, novela, microficción, dramaturgia, prosa poética y ensayo

3. Los interesados deberán enviar un máximo de 5 cuartillas (poesía y microficción) y 7 cuartillas (prosa en cualquier género) Este material se utilizará para la creación de un sitio de internet para difundir el trabajo de los autores locales, así mismo, para la creación del Directorio de Escritores Juarenses es necesario que nos facilite sus datos (nombre, teléfono, dirección) al correo electrónico: escritoresjuarez@gmail.com; Si no cuenta con acceso a internet, puede entregar su material en la Cafebrería Sol y Luna ubicada en Circuito José Reyes Estrada No. 445-19 (Torre Naranja del Pronaf) Ciudad Juárez, Chihuahua o directamente a las oficinas de la Universidad Regional del Norte Campus Cd Juárez (Camino Viejo a San José 10051 Norte, Col. Partido Senecú con ATTN. a ENCUENTRO DE ESCRITORES JUAREZ {a la altura del Puente del Zorro} Tel. 656 6872447 y 656 6872446, Ciudad Juárez, Chihuahua)
 NOTA: SI EL SOBRE NO ESTA DEBIDAMENTE IDENTIFICADO, QUEDARÁ EXCLUIDO DE LAS MESAS DE TRABAJO

4. Esta convocatoria queda abierta a partir del día de su publicación hasta el domingo 31 de julio de 2011 a las 20:00 hrs.

5. Cualquier duda, comentario o sugerencia, favor de hacerla llegar al Comité Organizador al correo escritoresjuarez@gmail.com


Recuerdos de guerra I

Antonio Flores Schroeder
Llevamos casi cuatro años en esta guerra. Aún recuerdo una de las primeras ejecuciones. Eran tiempos en que los juarenses todavía nos golpeaba la sorpresa. Fue aproximadamente a la hora de la comida. Había un alboroto entre algunos empleados del periódico que agitados, aún recordaban con santo y seña la balacera entre dos vehículos que pasaban a toda velocidad por la avenida Valle de Juárez  (frente a nuestra casa editora) que hacia el poniente se conecta con el Paseo Triunfo de la República. Algunos insistían en que el estacionamiento de Norte olía a pólvora. No era mentira.
Unos minutos después aquel enfrentamiento terminó en el cruce del Paseo y la Plutarco. La fotografía de José Zamora, nuestro reportero gráfico, me provocó un extraño sentimiento. El conductor de la camioneta quedó destrozado en su lugar, lo mismo le pasó al copiloto. Los hechos sucedieron frente a una primaria en la que por cierto estudié hace ya muchos años. Lo que más me llamó la atención fueron los niños en los pasillos que veían atentos el movimiento policiaco. Me tocó ese día editar la portada. Empezaba la cacería. Con el paso de los días las ejecuciones se convirtieron en un lugar común y hoy, llevamos casi 8 mil muertos. Increíble.
Muchos de nosotros nos preguntamos si llegamos a sospechar la situación en la que nos encontraríamos con el paso del tiempo. Nadie lo imaginó. La verdad que todavía no creo todo lo que ha pasado en la ciudad del burrito y la violencia.

lunes, mayo 02, 2011



Música para un lunes de tarde cansada.

Se une Cosío al Primer Encuentro
de Escritores de Ciudad Juárez*


Marisol Rodríguez
A cuatro meses de la celebración del Primer Encuentro de Escritores de Ciudad Juárez programado del 5 al 10 de septiembre, su comité organizador confirmó la participación del actor Joaquín Cosío.
El histrión mexicano que inició su carrera teatral en la década de los ochentas en esta ciudad, recientemente ha trabajado en las cintas El Infierno con el papel de El Cochiloco, Salvando al Soldado Pérez y Te presento a Laura.
También han manifestado el interés por participar algunos autores internacionales, entre ellos el español Uberto Stábile, integrante del consejo de redacción de las revistas literarias Alforja y Licántropos.
El valenciano comenzó su actividad literaria en los setentas y sus obras de poesía se han traducido a diversos idiomas, además de tener presencia en numerosas antologías tanto nacionales como internacionales.
A la lista de reconocidos escritores se agrega la novelista española Ana Muñoz de la Torre, radicada en Madrid, que se ha dedicado a dar clases de escritura e impartir talleres en el área de creatividad, técnicas de desbloqueo, redacción y estilo y relato, entre otros.
El poeta Édgar Rincón Luna, integrante del comité señaló también que se han recibido diversas propuestas de poetas y narradores del interior de la República mexicana, quienes desean formar parte de esta primera edición.
Además, se podría contar con la presencia del poeta, ensayista, novelista y periodista mexicano Javier Sicilia, entre otros escritores de renombre nacional.
Sicilia ha colaborado durante su trayectoria en diferentes medios impresos como La Jornada y Proceso, también ha coordinado talleres literarios y desde 1995 es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte.
El comité de escritores mencionó que hasta la fecha cuentan con el apoyo de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, la Universidad Regional del Norte, el hotel Holiday Inn y otros patrocinadores ya confirmados anteriormente como Periódico NORTE, el Consulado de Estados Unidos y la Cafebrería S&L.
El escritor Antonio Flores Schroeder dijo en este momento se encuentran en pláticas con la iniciativa privada de la ciudad que también han mostrado su interés.
“Nosotros pensamos contar con más de 100 escritores de Ciudad Juárez tanto los que radican en la ciudad como otros que viven en el país y extranjero", agregó.
La escritora Yuvia Cháirez indicó que en el transcurso de esta semana se realizarán visitas con el fin de conseguir más apoyo de las instituciones educativas, tales como Instituto Tecnológico de Monterrey y la Universidad Autónoma de Chihuahua, además del Instituto Chihuahuense de la Cultura.
El Primer Encuentro de Escritores de Ciudad Juárez tiene como fin dar voz a los artistas que forman parte de un movimiento de artistas que intenta rescatar el tejido social de esta frontera mediante la cultura.

*Nota publicada en el periódico NORTE el 2 de mayo de 2011



“Omar” se inyecta heroína. FOTOS: Ismael Villagómez


Repunta consumo de drogas duras;
descuidan gobiernos adicciones*

Por Antonio Flores Schroeder

Son las 11:00 aeme del martes. A "Omar" le duelen los huesos. Lleva quince años en el "viaje" de la heroína. Hace 12 horas que no se inyecta, por eso se le nota la mirada ausente y los labios como si fueran de tierra. Un temblor recorre su cuerpo mientras ingresa a unas tapias que paradójicamente se encuentran a un costado del Centro de Integración Juvenil A.C., ubicado en la calle Mauricio Corredor, de la colonia Centro.
Huele a muerte. El lugar parece un valle de moscas que danzan alrededor de su cuerpo. Dice que la “malilla” lo acosa al tiempo que busca debajo de las piedras una jeringa y una cuchara que le abrirán otra vez las puertas del infierno.
“Llevo 15 años consumiéndola pero sólo tres (años) inyectándome todos los días”, expresa en cuclillas y con la ansiedad sobre su lengua.
Luego saca su "globito" de una de las bolsas de su pantalón de mezclilla sucio y maloliente. Vacía la droga en la cuchara con la rapidez de una cobra. Al contrario de otros usuarios, "Omar" asegura que a él no le gusta calentarla. Fría es mejor, porque eso quita mucho tiempo.
Limpia la aguja con un pedazo de tela. Casi al mismo tiempo saca de entre sus ropas un bote de plástico con agua y en menos de un parpadeo tiene listas las herramientas que lo salvarán por un par de horas de su enorme soledad. Acomoda la heroína sobre la cuchara y lentamente el líquido entra a la jeringa. Eso le emociona.
Después purga el aire. Dos pequeñas gotas salen por la punta de la aguja y se derraman sobre el cuerpo de la jeringa.
“Yo me pico cuatro o cinco veces al día, ya estoy acostumbrado a eso, la primera es en la mañana”, manifiesta.
Intenta inyectarse primero en el antebrazo, posteriormente en el otro. Es difícil atinar en un lugar libre de heridas. Tiene muy lastimada la piel. Recorre varios puntos de sus venas pero “no entra”. Desesperado, decide guardar silencio ante el fotógrafo y el reportero que apenas pueden resistir el olor a excremento. Varias moscas le acompañan en su travesía, caminan sobre su rostro cenizo y opaco, que le cambia súbitamente cuando por fin logra su cometido. "Omar" recuperó el aliento y restablece la plática. Es otra persona.
“Se siente chido, esta madre me calma el ansia pero siempre es diferente”, expresa tránquilo.
La heroína entra poco a poco al torrente sanguíneo. Ahora limpia la jeringa y la cuchara, que deja escondidas debajo de la misma piedra.
“Yo no comparto la jeringa con nadie porque está canijo, por eso yo me preparo “la chiva” (heroína)”. “Omar” se ríe, se levanta y camina hacia fuera de las tapias como si quisiera huir del olor a muerte, separadas del Centro de Integración Juvenil por un pasillo de cemento.
Por lo pronto no quiere rehabilitarse. Ya no ve a su familia porque no quiere provocarle problemas. Ahora duerme en cualquier lugar donde lo alcanza el cansancio o la sobredosis, que según él lo ha enviado a la orilla del precipicio al menos cuatro veces en este año. Del tiempo pasado ni se acuerda.
Le cambiaron las pupilas. Se chupa los labios y va al grano tras las preguntas lanzadas como un dardo.
“La neta tengo que robar, ahorita me apañaron los policías unas bocinas que me robé de un carro que estaba en un taller, pero lo bueno fue que no me quitaron el “globo”, les dije que se las llevaran”, platica recargado sobre una pared. En las tapias las moscas vuelan. El ruido es insoportable. Quizá por eso comienza a sentirse nervioso de nueva cuenta.
“Omar” tiene que conseguir 250 pesos diarios. Si no lo hace le dolerán los músculos, los huesos; lo acosarán los cuervos del insomnio y los escalofríos mientras seguramente se revolcará en el suelo de una plaza pública o una construcción abandonada.
La plática se termina porque ya se quiere ir a recorrer las calles. Otros dos hombres llegan al lugar. No les importa que los vean inyectarse. Al contrario, hacen bromas entre ellos para que se publiquen sus rostros en el periódico.
Aunque acostumbran utilizar heroína, ahora traen un delirio diferente. Se trata del speedball (bola rápida en español). Aunque originalmente era la mezcla de heroína con cocaína, en Juárez está de moda entre los adictos suplir “la chiva” por la metadona, droga sintética que se utiliza para ayudar a pacientes adictos que quieren dejar la heroína u otras drogas.
Ya traén todo preparado. En menos de tres minutos los dos sujetos están eufóricos y dicen tener prisa porque se salieron “del jale” sin permiso.
De acuerdo con especialistas consultados por NORTE durante la semana pasada, estos usuarios forman parte de un ejército de más de 30 mil consumidores de heroína que consumen en promedio cinco “globos” a un costo de 50 pesos cada uno, por lo que si hace la suma en un año, gastarían alrededor de dos mil 700 millones de pesos, cantidad que prácticamente iguala al presupuesto de egresos aprobado el año pasado para el municipio de Juárez, que fue de dos mil 764 millones 242 mil199 pesos.

Se duplicó el consumo; hacen falta recursos

Los gobiernos dejaron en manos de la sociedad este problema de salud.
De acuerdo con el director general de los Centros de Integración Juvenil A.C. (CIJ), el consumo de la heroína es cada vez mayor.
“Las clínicas que existen en Juárez para el tratamiento de la heroína son insuficientes; el uso de la heroína es tan elevado que necesitaríamos un gran número de hospitales equipados y con el personal debidamente capacitado”, dice el médico José Antonio Rivera Rojas detrás de su escritorio.
Asegura que si el consumo de la heroína sigue creciendo no habrá gobierno que pueda combatir el problema, porque el tratamiento de desintoxicación es muy caro.
“Si todo esto se lo dejamos únicamente al gobierno, éste está imposibilitado para enfrentar por sí solo el problema”, manifiesta el especialista.
El Centro de Integración es una asociación civil con participación mayoritaria del Gobierno federal y cuenta con tres unidades en las que atiende a un promedio de 900 personas diarias. El 80% son heroinómanos.
De acuerdo con Rivera y personal entrevistado del Grupo Compañeros, hacen falta más campañas preventivas.
“Esto debe ser más agresivo, se necesitan campañas de los gobiernos mucho más fuertes, más grandes en tiempo y espacio”, asegura el director del centro.
Los pacientes se enfrentan no sólo su adicción, sino a una gran soledad.
“Nosotros manejamos la terapia familiar, que es más rápida y que presenta una mayor recuperación para evitar que caigan de nueva cuenta en el consumo de esta peligrosa droga, el problema es que casi todos han sido expulsados de sus familias, eso agrava el tratamiento”, explica.

Metadona vs heroína: tratamiento en dudas

En Juárez los Centros de Integración Juvenil A.C. y la Clínica Integral de Tratamiento contra las Adicciones S.A. de C.V. atienen alrededor de dos mil usuarios de heroína en recuperación.
Ambas instituciones utilizan la metadona (para ayudar a sus pacientes a evitar el síndrome de abstinencia), que es una droga sintética con una potencia ligeramente superior a la de la morfina y mayor duración de acción, aunque tiene un efecto euforizante menor. Su administración produce una especie de analgésico central y ha sido motivo de debates a nivel internacional.
La mayoría de los pacientes entrevistados por NORTE la semana pasada en estas clínicas que utilizan la metadona como una forma de apoyo en el tratamiento contra la heroína manifestó que "se sentía muy bien", aunque otros aceptaron que en el mercado negro la metadona se combina con otras drogas.
De acuerdo con especialistas norteamericanos que han publicado diversos estudios en revistas científicas, el uso habitual puede desarrollar dependencia física y psíquica muy parecida a lo que sucede con la morfina. Para otros forma parte del mejor tratamiento para el síndrome de abstinencia a los narcóticos.
Rivera Rojas asegura que la metadona es un medicamento que da protección durante unas 36 horas a los pacientes adictos a la heroína, siempre y cuando se acompañe de una rehabilitación integral, que implica apoyo médico, psicológico y nutricional.
“Lo positivo de la metadona es que no provoca el síndrome de abstinencia y ayuda a que el paciente se reincorpore a una vida normal", agrega el directivo del centro.
Un especialista en adicciones del Grupo Compañeros difiere de la opinión de Rivera.
“Algunos de los que utilizan la metadona nos cuentan que batallan mucho para desprenderse de esta droga sintética, nosotros pensamos que sí sirve, pero hay muchos casos en que las personas duran varios años y entonces cuando se sienten listos y quieren valerse por sí mismos, no pueden porque el síndrome de abstinencia es muy severo y se va convirtiendo poco a poco en una bola de nieve”, agrega.
Sin embargo el especialista en adicciones coincide con Rivera en el sentido de que el uso de la metadona debe ir acompañado de un programa integral, si es que se decide utlizar como alternativa.
Entre el martes y jueves NORTE habló con varias personas en recuperación. "Alberto" acude cada dos días a la Clínica Integral de Tratamiento contra las Adicciones, ubicada en la calle Juan Escutia número 286, en el área del Pronaf.
Gasta 65 pesos en cada pastilla de metadona. Eso lo tranquiliza por más de 12 horas. Explica que ya no “le pegan las malillas” ni le duelen los huesos.
“La neta sin la meta no la hubiera armado, ahora ya no robo, ya no me humillo para conseguir dinero" ahora trabajo lavando carros”, dice.
Cada mes le hacen antidoping y es atendido por un médico. Cuando se siente deprimido acude con la psicóloga de la clínica.
“Yo recaí una vez, me acabada de meter la meta cuando me encontré con unos compas y me inyecté heroína”.
No le gustó. Los efectos al día siguiente le provocaron diarrea, vómito y un dolor inexplicable en los huesos. Asegura que hay muchos que se meten a tratamiento y consumen durante un mes la metadona con heroína, pero que cuando llega el día de hacerse el examen en la clínica, son "amonestados" y si vuelven a reincidir les cancelan la ayuda por seis meses.
En el mercado negro la metadona se consigue en algunas partes de la ciudad en 50 pesos o más. Otras personas consultadas indicaron que desde hace un año la droga sintética es combinada con la heroína y cocaína. Esta información fue confirmada por especialistas del Grupo Compañeros y algunos médicos de instituciones públicas que han atendido a decenas de pacientes por sobredosis de este coctel.

Miles tienen que robar para drogarse

En abril del año pasado, el Consejo Nacional para las Adicciones ubicó a Ciudad Juárez como la población con más alta adicción a las drogas, en donde la “coca”, heroína y metanfetaminas desplazaron a la mariguana.
Cifras calculadoras del Grupo Compañeros indican que actualmente 30 mil personas son adictas exclusivamente a la heroína.
La media nacional en la adicción a drogas ilegales, de acuerdo con el Consejo Nacional, en abril de 2010 era de un ocho por ciento, mientras que en Juárez llegaba hasta el 18.97 por ciento.
Se estima que en la ciudad al menos unas 45 mil personas adictas a drogas y sustancias tóxicas deambulan en las calles.
De los 30 mil adictos a la heroína, más de cinco mil se concentran en la zona del poniente en colonias como la Bellavista, Gregorio M. Solís, Durango y Arroyo Colorado, entre otros asentamientos.
Cifras del CIJ y del Grupo Compañeros estiman que el 80% de los usuarios de la heroína tiene que cometer actos ilícitos para conseguir los 250 pesos diarios que requiere para sus dosis.

Hepatitis C, el otro lado de la heroína

Más del 90 por ciento de los usuarios de drogas inyectables tiene hepatitis C.
“Es más contagiosa que el VIH porque tiene más resistencia al medio ambiente, puede durar semanas, el problema de la hepatitis C es que no muestra cambios físicos de inmediato, por eso muchos no se dan cuenta que son portadores y lamentablemente contagian a otras personas al compartir las jeringas o agujas, aunque también se puede transmitir sexualmente", dice el especialista en adicciones del Grupo Compañeros.
Hace seis años la Universidad de San Diego realizó un estudio en la ciudad con un grupo muestra de 200 heroinómanos, que arrojó como resultado que el 92.5 por ciento salió positivo a hepatitis C.
La gran mayoría de las personas contagiadas no presenta algún síntoma, aunque algunas pueden sentirse como si tuvieran un estado gripal.
Médicos del Seguro Popular explicaron que existen varias maneras de contraer hepatitis C, algunas de ellas son recibir prácticas médicas con mala esterilización, colocación de piercings y tatuajes o compartir agujas para inyectarse drogas. El contagio por contacto sexual representan aproximadamente un dos por ciento de los casos.
Jesús Hipólito López Cruz, coordinador médico de los Servicios de Salud, de la Juridiscción Sanitaria número 2, asegura que la hepatitis C no ha sido tomada en serio por los gobiernos.
“Desafortunadamente se cuenta con pocos recursos para el tratamiento, la verdad es que no hay un programa a nivel mundial para combatir este grave problema de salud", manifiesta.
La mortalidad es a largo plazo, en un plazo de 15 a 20 años.
“Muchos de los enfermos desarrollan cáncer de hígado, por eso muchos se dan cuenta. Si no se atiende este fenómeno derivará en muchas muertes en los siguiente años", expone.
Actualmente se cuenta con pocos recursos, porque los estudios son muy costosos.
“El Seguro Popular sólo ha asignado recursos para los pacientes con SIDA que tienen hepatitis, pero no para los portadores de esta última enfermedad", dice López Cruz.
Aparentemente se trata de cuestiones presupuestales de las instituciones. Sólo el Seguro y el ISSSTE cuentan con recursos para el tratamiento.
La mayoría de los usuarios de la heroína carece de un trabajo formal, por lo que carece del apoyo del IMSS y el ISSSTE. Esto quiere decir si se toma en cuenta la muestra que realizó la Universidad de San Diego con el Grupo Compañeros, alrededor de unas 27 mil personas no estarían en posibilidades de acceder a un tratamiento, por lo tanto están prácticamente condenados a la muerte.

Miedo a rehabilitarse

Clínicas de rehabilitación y centros contra las adicciones han registrado una disminución de entre un 30 y 40 por ciento en las personas de nuevo ingreso, principalmente por los ataques que han sufrido en los dos últimos años y que han dejado decenas de muertos.
Rivera Rojas, del CIJ, manifestó que aparentemente no ha crecido el número de adictos a la heroína porque los grupos de autoayuda están con menos personas que antes del 2008.
“Lo que sucede es que no hay personas pidiendo ayuda porque tienen miedo a morir en un ataque dentro de un centro de rehabilitación, pero el problema sigue creciendo a pasos agigantados y no se le ha puesto atención”, finaliza el especialista en adicciones.

*Reportaje publicado en el periódico NORTE el 2 de mayo de 2011