viernes, noviembre 18, 2011

De la infancia a la montaña

Entre los años y la infancia
hay una voz horizontal
que me conduce en la borrasca
con una guerra por bandera.
Un luto inconcluso busca
en la selva un desierto,
mientras la apatía esdrújula
se desviste en mis insomnios.
A veces –de día o de noche- el rumor
de la fragilidad duerme en mi cama
y entonces escucho sus cascabeles
como presagio de una soledad ronca.

En medio de esa distancia
extravié los parques y los balones,
juegos bajo nubes y relámpagos
o tropiezos con canicas y trompos
y una mañana (sin que nadie me lo advirtiera),
amanecí envuelto por el humo y la oscuridad.

(AFS, 18 de nov. 2011, primera edición).

No hay comentarios.: