jueves, octubre 06, 2011

Vampiros sin sentido

Por Antonio Flores Schroeder

Los vampiros salimos de madrugada
de los libros empolvados
que los lectores olvidan en los baños.
Subimos a sus autos
y enfilamos por la Gómez Morín
cuando el corazón se nos derrama
sobre los adverbios de la muerte
o el asiento del copiloto.
Vamos en busca de todo y nada
y a gritos nos llama la sangre
que ensucia el Paseo Triunfo de la República
con el opio de las balas invisibles.
Aunque debo admitirlo
nos atraen más otros ruidos:
secuestros de voces inmóviles
extorsiones a la paciencia
o la semántica de la impunidad.
Luego, sin encontrar los rastros de nuestras amantes,
regresamos a dormir a las páginas por esas calles
vacías
tristes
y más oscuras que nuestras almas.


Ciudad Juárez / Oct. 2011

No hay comentarios.: