Barra de video

Loading...

lunes, octubre 18, 2010


Seis microhistorias seis


Por Antonio Flores Schroeder

I
Se quitó el maquillaje y el vestido de noche. También las medias y sus zapatos. No lo volveré a hacer, dijo en entredientes. Enseguida acomodó con cuidado su Beretta sobre el buró lleno de polvo.

II
El perro negro no cruzó la calle. Se echó en la banqueta a oir el respiro de la tarde. Era mejor esperar un milagro que volver a casa.

III
Fue su tropiezo más grande. Oriana cayó como crepúsculo hasta quedar sin memoria (pensábamos que ahora sí se levantaría).

IV
Cinco aeme. Cuatro, tres, dos pasos para llegar a mi cuarto y no estás. Sólo queda tu olor a tierra húmeda y mi cadáver.

V
Quién sabe por donde entró. Llegó como golpe de madrugada. Se recostó en la cama y desapareció entre las montañas de sábanas.

VI
Entré a la sala de juntas y Mariana ya no estaba. Horas antes me había cantado al oído. Ni siquiera cerró la puerta de su jaula.


No hay comentarios.: