Barra de video

Loading...

miércoles, octubre 27, 2010

Microrrelatos

Apuntes de un día en el Anfiteatro


Por Antonio Flores Schroeder

I

Pasaron horas, meses, años y siglos desde aquella vez que asomaste tu cara de diablo por mi ventana. ¡Qué tiempos aquellos!

II

Cuánta rareza encontré en mi ciudad: balas, cuerpos inmóviles, ranas sin patas, perros ausentes y calles en blanco y negro.

III

La muerte era una hormiga que flotaba en un charco de sangre en el jardín, mientras los grillos huían con rumbo desconocido.

IV

Este cadáver era distinto. Lo diseccionaron cuidadosamente. El forense encontró mil setecientas partes del cuerpo idénticas.

V

La viuda negra caminó sobre la cama con su lúgubre silencio. Observó el temblor de Oriana, luego una luz blanca en su corazón.

VI

Una mañana doña Soledad sintió que el tiempo la alcanzó. Volvió a dormirse hasta que la tristeza rasgó sus venas como filo de cuchillo.


VII

Su galaxia roja se estrelló en el rostro de mi padre. La estrella de mamá se apagó. ¡Maldita bala perdida!, dijo mi hermano.

No hay comentarios.: