martes, julio 27, 2010

Años después

Estos sonidos de palabra
buscaron en tu lugar de sexo
horas donde la muerte
se entregaba muda
en un parque cualquiera.
Y cuánta rareza encontré:
silbidos
noche entre ropa
armario (in)móvil que dejaste
de tus medias un fantasma.

Por Antonio Flores Schroeder
(noviembre de 2004)

No hay comentarios.: