jueves, julio 30, 2009

El guerrero se fue

AFS
El guerrero se bajó de su caballo, dejó a un lado la armadura. Mató al mensajero, lo acuchilló. Huyó por los caminos grises para no enfrentar a los fantasmas. Nadie sabe dónde está. Salió raspado de su conciencia. Es posible que nunca vuelva a los campos de batalla. Se quedó sin fuerza y sin aliento. Así, no llegará muy lejos. Téngalo por seguro.

martes, julio 28, 2009


Un gran poema


AFS

Los ojos son la entrada al mundo interior. Son la avenida principal de la urbe corporal. Me apasionan, me envuelven. A continuación, les dejo un texto de Octavio Paz:


TUS OJOS


Octavio Paz

Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento, mar sin olas,
pájaros presos, doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,
o toño en un claro del bosque en donde la luz canta en el hombro de un árbol
y son pájaros todas las hojas,
playa que la mañana encuentra constelada de ojos,
cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo, puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea,
páramo.

Buscando a Dios

AFS
De vez en vez volteamos a ver el cielo para encontrar a Dios. Y en en esa búsqueda se nos va la vida. Hemos tratado entre el montón de los siglos pedirle que nos eche la mano, no para hallarlo, sino para hallarnos a nosotros mismos. Creímos que con el sonido de las guerras llamaríamos su atención, que con el hambre de los pueblos se apiadaría de los humanos.
De vez en vez volteamos a verlo en el crucifijo que hay en la recámara, pero no lo vemos, o no queremos verlo, en el agua, los amaneceres, el relámpago o en el niño recién nacido. Extraviamos entre tanta historia, el leve respiro que nos mantenía vivos cuando descubrimos cómo manipular el fuego, el agua, la energía eléctrica.
Viajamos al espacio no para encontrarlo, salimos de la Tierra porque nos fue más facil dar unos pasos en la Luna que encontrarlo. Alguien inventó la bomba atómica para explicarle a Dios acerca de la física y las matematicas, pero nunca le quisimos explicar por qué teníamos tanto miedo al diablo dibujado en el hongo de humo de Hiroshima.
Nadie cerró los ojos para buscarlo entre las ruinas de nuestra amorfa conciencia, debajo de la herida universal que existe en la mente. Sólo le hemos dado la vuelta a la cabeza a bordo del lamborghini. Estamos cansados de pasearnos por los caminos de la miseria en Africa, de avanzar por las carreteras de América Latina donde los niños prefieren inicarse como guerrilleros antes que morir por no tener que comer. Dios se ríe y seguramente se preocupa, cuando se da cuenta que para ayudar a esos niños valientes, les hemos dejado el ruido y más violencia.
No hemos encontrado a Dios, ni lo encontraremos, mientras sigamos intentando derrotar a la muerte o a la vida. Hay que derrotarnos a nosotros mismos. Si es que queremos ponernos a pensar cómo buscarlo.

lunes, julio 27, 2009

Aifos

AFS
La que pasa frente a mi, adormecida,
que me acaricia y me interpreta
cuando me fumo la tarde de un jalón,
no es mas que una mujer más sencilla
o complicada que un amanecer.
Los ojos del universo

AFS
Resplandeciente, explosión de nubes sin oleaje
en la lluvia de sueños de estrellas,
todo lo inunda con sus ojos de un presente pasado.
Futuro que recorre la luz de la tarde
mientras el mar del desierto se enfría en la cruz de la noche.
Sabe que está conmigo,
ausente y fantasmal en el ficticio cementerio de la memoria,
lejos y cerca de los mensajes que ya no están más
cerca de lo flexiblemente añorado.

México campeón
o la espera de otra historia

AFS
Ojalá que el sueño no dure sólo quince días. Aunque la victoria de nuestros aztecas fue contundente para derrotar a su odiado rival por cinco goles a cero, bien valdría la pena mantener la calma y el ánimo que generalmente se sale de control con un triunfo como el del domingo.
Habría que recordar que la Copa de Oro, es el torneo con menos competitividad a nivel mundial y que la selección norteamericana ni siquiera jugó con el cincuenta por ciento de sus jugadores titulares. Hay que tenerlo presente. En quince días la historia va a ser diferente.
Es cierto, El TRI jugará en el estadio Azteca ante 120 mil fanáticos que no dejarán de apoyarlo, sin embargo, EU vendrá a México con todos sus titulares y seguramente intentará sacarse los cinco dardos de su piel. Ojalá que se repitia la película y que México recupere de una buena vez la superioridad ante los gabachos.
Habrá que esperar. Hacer concha y tomarse muy en serio el campeonato, podría levantar otra vez el telón de la función de teatro a las que nos tienen acostumbrados nuestros jugadores. Por lo pronto, hay que olvidarnos del campeonato de Oro, ya vendrá la batalla decisiva, en la eliminatoria mundialista.

sábado, julio 25, 2009

Duendes

AFS
Hay duendes en medio de la batalla que por las noches trepan las patas del caballo para entregarme recados, historias, recuerdos. Vienen desde lejanos lugares donde el atardecer es una luz fugaz de desnudos ausentes. Se asustan al ver mi espada llena de sangre y la armadura casi intacta. Por eso se van rápido. Tienen la mirada tranquila y por sus ojos de universo se asoma el rito milenario del amor.

viernes, julio 24, 2009

Ayer


AFS

Extraño el mensaje,
las cinco letras que
c
a
í
a
n
como cascada en el desierto de mis manos temblorosas;
la risa que hacía ecos a todas horas del día.
El sonar de los pasos en el parque de mis rincones
con luz - oscuridad- a medias tintas,
todo eso se va extrañando
con el paso de los siglos más ciertos que cualquier otro siglo.
Opuestos

AFS
Si los amorosos de Sabines callan en el silencio más fino, los guerreros de la noche gritan a sus fantasmas palabras de furia.

jueves, julio 23, 2009

El séptimo día

AFS
Cada noche en el semáforo del Paseo Triunfo de la República y avenida Del Charro hay tres vendedores de flores. Metros más adelante, en la Plutarco Elías Calles, varios jóvenes suelen jugar con fuego para hacerse de unas monedas entre los guiadores.
Hay panorámicos de Telcel y anuncios celestiales; invitaciones a huir de la selva de concreto; imágenes que cruzan a través del parabrisas.
Las estaciones de radio están calladas y tu vas hacia otra batalla. Las estrellas son luces de personas que dejaste tras las horas de un miércoles sin ceniza. A veces te das cuenta que vas con un caballo y tu armadura, otras veces no. Llevas en la mano la espada y vas cortando el tallo de sueños.
En el cruce con Américas los soldados beben la gloria de otra derrota. El parque Borunda es un mar de sirenas y el paletero que no lleva monedas en sus bolsillos camina con rumbo indefinido.
De pronto te pierdes en la oscuridad del campo de batalla y luchas contra los demonios que han robado las tiendas de autoservicio de tu mente. Estás decidido a terminar con ellos.