lunes, octubre 05, 2009

El tren de las once

AFS
Oriana se fue enrabiada y sin luz
en el tren de las once pe-eme.
Olvidó llevarse los cuentos, sus mentiras
y el sexo de verano-invierno.
Sin darse cuenta me dejó sus manos
como unas tijeras, sin filo y oxidadas,
listas para resucitar al cadáver de arena.

No hay comentarios.: