viernes, enero 05, 2007

Cuentario


¿Militarizar la lucha vs narco?

Antonio Flores Schroeder
Los operativos del gobierno federal encabezados por el Ejército Mexicano en Michoacán y Baja California, y que pronto podrían extenderse a Chihuahua, ponen en evidencia la decisión del Ejecutivo de aumentar la participación de las fuerzas armadas en la lucha contra la amenaza emergente del narcotráfico.
A pesar de que estos operativos han tenido pocos resultados y en realidad son más mediáticos que significativos de la guerra contra el crimen organizado, han encontrado eco entre la sociedad y las autoridades que ya han pedido que se implemente en otras entidades.
El mensaje es claro por parte del presidente Felipe Calderón: utilizamos al Ejército porque el narcotráfico es un problema de seguridad nacional que pone en riesgo la estabilidades del país. Por eso el miércoles apareció vestido con chaqueta y gorra militar durante una sesión de análisis del operativo contra el narco, en Apatzingán, Michoacán.
Es claro que con el pasar del sexenio se utilizará cada vez más al Ejército para atacar al crimen. Ayer, por cierto, el titular de la Procuraduría General de la República, Eduardo Medina-Mora, anunció que en las próximas semanas habrá en otras entidades operativos similares a los de Michoacán y Baja California. Según el funcionario federal, estas estrategias de seguridad serán permanentes ‘para garantizar la integridad física y la certidumbre de la población’.

w Operativo
o puro show

Aunque algunos representantes del sector empresarial, ven innecesaria la implementación de un operativo de tal magnitud ‘ya que se afectan seriamente las actividades productivas de la ciudad’, es inminente su llegada no sólo a nuestra ciudad sino a la capital del estado.
Aquí lo importante sería ver si el operativo se dirigirá exclusivamente contra el narco y sus miles de ‘picaderos’, ó si vendrá a lucir sólo sus uniformes provocando con sus reténes más tráfico en las arterias de esta ciudad.

w ¿Equipo chatarra
vs narcotráfico?

En medio de este ambiente el Departamento de Defensa de Estados Unidos puso a disposición del gobierno de Felipe Calderón su línea de crédito para compras militares. Dentro de las próximas semanas el Ejército mexicano podría comprar 350 millones de dólares en vehículos, barcos, armas, municiones, transportes y aeronaves. Según el Pentágono nuestro país mejorará la capacidad de enfrentar la producción ilícita y tráfico de narcóticos. Ojalá que no suceda como en 1998, cuando se compró a EU 73 helicópteros inservibles.
Cabe resaltar que el crédito aumentó de aproximadamente 250 millones de dólares que se tuvieron en el 2005 y 2006, a 350 millones de dólares.

No hay comentarios.: