sábado, junio 24, 2006

Nos ganó otro nivel,
sigue la mediocridad

Por Antonio Flores Schroeder
Nuestra selección dio el mejor partido de la era La Volpe pero en el futbol, como dijo ayer al término del juego Rafa Márquez, gana el equipo que mete los goles.
El Tri lo dio todo en la cancha y eso hay que aplaudirlo, aunque al final de cuentas, el resultado nos dice que el futbol mexicano no ha logrado dar ‘ese paso’, en otras palabras, seguimos en la mediocridad de los octavos de final.
El partido estaba muy reñido y sólo una genialidad podía sacarlo adelante, y sucedió así. Maxi Rodríguez se convirtió en el héroe. Un gol así sólo un grande lo puede hacer, bastó con un chizpazo para que las esperanzas se vineran abajo, porque una vez que el balón golpeó las redes se sabía que el equipo argentino haría lo que sabe hacer: perder tiempo y jugar sucio.
Lo dije antes, que el equipo argentino estaba lleno de estrellas y eso hizo la diferencia. A México le faltó el tiro de distancia, se tuvo el balón pero no se supo aprovechar eso y al final nos costó.
Además La Volpe erró en cambiar a Ramón Morales que estaba desequilibrando el partido. Sinha no jugó a la altura y sólo tuvo leves destellos de buen futbol.
Al TRI le hizo falta un líder en la parte ofensiva y ya pensando fríamente, al equipo nacional no le hubiera hecho mal Cuauhtémoc Blanco -aunque sea del América-, esa hubiera podido ser ayer la diferencia.
Finalmente queda para el apunte la entrega de Márquez y la pasión y ganas de Guardado, de Ramón Morales, de Jared, ‘Kikín’. Todos jugaron bien pero nos falta ese brincó para -hablando en el lenguaje beisbolero- estar en las grandes ligas. Ahora habrá que esperar hasta el 2010 en donde quizá con algunos de los jóvenes de la ex sub 17, como Giovanni Santos y Carlos Vera, las cosas sean diferentes. Tal vez -¿por qué no? como entrenador el pentapichichi Hugo Sánchez.
Todo queda como una maldición: Jugamos como nunca ¡y perdimos como siempre!

w El mejor partido del Mundial
El Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA, manifestó a través de el escocés Andy Roxburgh, que el partido Argentina-México ha sido el más intenso de los 50 que se habían jugado hasta ayer.
‘Los mexicanos tuvieron un juego más fluido, estaban en constante movimiento y hacían grandes combinaciones, mientras que los sudamericanos tenían más estructura con el excelente (Javier) Mascherano como recuperador’, dijo Roxburgh

No hay comentarios.: