lunes, enero 23, 2006

(Edición 1)
Me sabía de memoria los pasillos. Me gustaba recorrer cada cajón y ver (si las había) sus fotografías. Una de las que más me impresionó desde un principio fue la Abel, un niño de 9 años que murió el 9 de enero de 1996.
En los nichos de ceniza es común ver imágenes de niños y niñas a un lado de la cajitas que contienen sus restos cremados. En este panteón, a diferencia de los otros, hay muchos niños, eso fue lo que llamó mi atención desde que venía a visitar a un tío, fallecido en 1997.
Abel jugaba tranquilamente en un parque de Infonavit San Lorenzo. Nunca pensó que la vida se le iba a ir en un abrir y cerrar de ojos. La mancha de una bala perforó su corazón en medio de una batalla de pandillas. Enseguida de él estaba otro niño, Edgar. El cáncer y Dios, le habían arrebatado los años de primaria. Abajo a la derecha, estaba un ex policía, muerto a balazos durante un asalto bancario, que junto con un panadero intentó robar la bóveda del Banco El Mexicano.
Mi afición por recorrer una y otra vez los pasillos donde estaban más de cien nichos se recrudeció durante el último año. Quizá la infancia robada de Abel o cualquiera de los otros niños me atraía a ese lugar.
El viernes pasado cuando buscaba nuevos integrantes del que empezé a llamar ‘El Club’, una voz salió de uno de los nichos. Me costó tiempo en recobrar el flujo de sangre. El susto fue tan grande que mi corazón siguió latiendo a marchas forzadas durante parte de la tarde.
-Antonio -surgió la voz de un niño detrás de la vitrina D-2.
Me quedé callado. Traté de escabullirme del lugar y volver a casa o a cualquier otra parte, pero no pude. Si decidía escapar tendría que haber pasado por la vitrina D-2 y enfrentarme al niño o a quien fuera. Preferí quedarme tibio.
-Antonio -esta vez la voz fue más clara. También mi temor.
Apenas pude mover los pies. Bajé la mirada para no ver los reflejos en los vidrios de los otros nichos. Se me ocurrió que si salía corriendo de ahí,el escapa se me facilitaría más.


(continuará)

No hay comentarios.: