Barra de video

Loading...

domingo, julio 10, 2005

Domingo de ramos

Cinco cuarenta y cinco aeme. Cielo nublado. El nublado es un dolor casi indescriptible que empieza a escalar desde el estómago hasta el pecho. Despierto. No es una pesadilla, es el domingo. Pesadilla es el sudor que recorre la frente como canales de vino frío. Temblores. Visión gris. Luego la oración “Dios quítame este puto dolor de mierda”. En el tocador, las pastillas, en el techo están los chapulines, hay que esquivarlos. Esquivar la gastritis. Al hospital. Sillas de color. Remolinos imágenes adornos sobre el vitral. La imagen es una cruz roja un círculo. Suero-inyección. Casa de fantasmas -regreso- diez mil sábanas al abismo. Son las nueve. Hay que dormir, volver a dormir.
(AFS)

No hay comentarios.: