Barra de video

Loading...

jueves, julio 29, 2004

Apreciado Baboriny:
Como seguramente ya te habrás enterado, dieciséis
mineros camaradas murieron por una explosión de gas en
una mina de carbón en el norte de China el domingo.
Aunque el asunto se manejó de manera hermética por
parte de las autoridades, has de tener conocimiento
que durante nuestra permanencia con los compañeros del
lejano oriente logramos contactar los grupos que están
buscando la democracia de la China.
Fue entonces que ya estableciendo las alianzas
sufrimos el atropello por parte de equipos anti
subversivos y nos vimos en la necesidad de internarnos
en las venas del proveedor natural del mineral.
Según la información son cuatro mineros que continúan
desaparecidos tras el estallido en la mina Longtai en
Zhangjiakou, ciudad de la provincia de Hebei.
La realidad es que entre los “desaparecidos” nos
encontramos Gilbert Estrada, Vladimir Klyuyev y un
servidor.
En la prensa internacional se han dado a la tarea de
sostener que las minas de carbón de China son las más
mortíferas del mundo, por lo que cada semana se
reportan incendios, inundaciones y derrumbes.
Lo que acontece en la realidad ya lo has de suponer,
se trata de intentos desesperados por parte de las
fuerzas que atentan contra nuestro movimiento, por
desintegrarnos en estas tierras.
En muchos casos se han atribuido los sucesos a falta
de ventilación o de equipos antiincendios, o al
desacato de normas de seguridad, pero créeme, justo en
este momento, nos hemos encontrado con un campo
minado, en la estepa, lugar que estamos desactivando,
ya que lo utilizaremos para adiestrar a nuestros
colegas.
Sigue con fuerza, la lucha recién comienza…

Ambla Za Zambla

Estepa China,
Julio 14, 2004
Autor: Jennifer Martínez (Fotográfa conceptual, la cual ofrece para esta página material en exclusiva sobre su nueva produción). Después se darán cuenta ustedes que aprecian el arte, que una nueva artista está naciendo.

 







El rehílete


Por Antonio Flores Schroeder
Cada vez que asomabas tu rostro escondido detrás del cartel de ofertas, me daba risa. Era un rompecabezas el cielo cada segundo, sobre todo el viernes
Yo te veía desde la ventana caminar vestida casi siempre de negro. Tenías esa obsesión como si se tratara de un ritual, cruzar la calle a quince pasos frente a mi departamento. Siempre volteabas una vez en la otra banqueta, mirabas de reojo y me escondía entre la arena de la playa.
Me gustaba estar a la hora de no estar, irme con el mar, regresar varias veces y verte en ese lugar, siempre espiándome (como si uno no fuera capaz de ver el presente-futuro, imaginarlo, sentirlo).
A veces mis brazos sentían unos escalofríos terribles. Me aterraba la idea de que estuvieras ahí, envuelta en una sábana para asustarme.
Me acuerdo que gritaba, antes de dormir "Pinche culera".
Después venían las pesadillas y amanecía encadenado. Entonces el mar, el departamento, Oriana.
Desde que abandoné por cuenta propia tu lugar, nuestro lugar, el lugar de muchos, de todos y nadie, ya no me descargas tu furia con esos cables con electricidad, con esa maquinita que me volvía a la realidad.

miércoles, julio 28, 2004

Las razones de los nogalenses para ir a Tucson, Arizona

Por Antonio Flores Schroeder
Ahora, a casi un mes de que mis manos fueron invadidas por una plástilina de plomo tricolor, vuelvo a escribir. Podría platicar de todo lo que me ha ocurrido después del fatídico 4 de julio, pero por lo pronto, relataré dos cosas que pude ver mientras me encontraba en Tucson, Arizona, ciudad a la que los nogalenses visitan para borrar de sus mentes la corrupción y la fealdad de su población plagada de cerros y narcotraficantes sinaloenses.
Pues bien, resulta que al circular por la 'Avenida Central' vi algo por el retrovisor, que al principio pensé se trataba de una película, sin embargo cuando 'el vehículo' se emparejó para dejar atrás mi lentitud y miedo a las multas gabachas, pude constatar que era real.
Para no caer en el dramatismo, les explicaré.
Lo que vi, fue un automóvil Mustang 1967, con una especie de tubería de aluminio que formaba una especie de regadera justo arriba del techo,el cofre y la cajuela, la cual vaciaba agua a chorros sobre su carrocería. Lo único que atiné a decir fue "No mames".
El auto 'tormentosos' como lo bauticé la tarde del pasado domingo, tenía también láminas colgada de otros tubos, en las cuales una luz 'flash' se reflejaba para simular relámpagos, las cuales provocaban un trueno al ir contra el aire. Tenía su propia lluvia.
Horas después, en el bar 'Jazz and Beer' vi otro suceso extraoridinario.
En ese antro se toca jazz y tiene algo peculiar detrás de la barra, exacto a espaldas de donde donde los cantineros elaboran las bebidas predilectas de decenas de clientes.
Pues ahí, se acondicionó la pared, para que hubiera una especie de teatro de pequeñas dimensiones. Digamos, dos metros de alto por cuatro de largo.
Expertos en títeres y otras artes se presentan para ponerle un toque extraño a la escena del lugar. Aparecen diablitos, cuando uno menos se lo espera, luego se elaboran obras de teatro con títeres muy completas.
Después de la quinta cerveza me levanté al baño.
Al regresar el telón estaba cerrado y un presentador anunciaba una banda de rock.
Cuando se abrió el telón mi sorpresa no pudo haber sido mayúscula.
Cuatro perros salchicha entonaban "Another Brick in the wall' de Pink Floyd.
Me llevé las manos a mi escaso cabello y volví a pronunciar el 'no mames, qué es esto, no puede ser'.
Un perro flaco, de color café claro sentado sobre una silla, sostenía una guitarra con una soga sobre su cuello, cantaba y tocaba la guitarra. Aunque a veces se equivocaba de tono, tocaba bien. Me duele insultar a la lógica con mi relato pero tenía que decirlo. Ya se lo había contado a mi novia, la cual sólo reía a palabras.
Luego a su derecha, una perra negra y gorda -ya lo comenté, todos eran salchichas- deplazaba sus uñas de color rosa por las cuerdas del bajo, detrás de ella, en la batería, era otra perra gorda también y con una cara de flojera que yo creo no podía sostener.
Del otro lado, un perro de rostro demasiado amistoso tocaba el requinto.
Giré mi cabeza a mi derecha, izquierda, para ver si era verdad lo que estaba observando, y aunque quise hacerlo, no pregunté a los demás borrachos sobre mi espantosa duda, así que decidí pensar que yo estaba en lo correcto.
Terminaron su canción y bajaron del escenario sudorosos, con la lengua de fuera y muy abrazaditos los hijos de perra.
Yo seguí ingiriendo hasta la hora del cierre.
Así fue.






martes, julio 13, 2004

-No caeré de rodillas sobre alfileres y ni me dejaré derrumbar por el soplo de un elefante quimérico que solo existe en mi cabeza-, dijo en voz baja frente al espejo, junto a sus sombras, John Broder.
En sus manos sostenía un crucifijo y en la otra su cepillo de dientes. El baño olía a humedad, ardía por etapas mientras el techo desangraba su calor y el humo disolvía su mirada.
Tantas veces intentó una segunda oportunidad, alcanzar el sueño y caer de una vez por todas justo en el borde de su madurez, pero tantas voces, se lo impidieron.
Broder, lo pensó dos veces. Después de bañarse enfiló hacia su recámara para hablar por teléfono y dar nuevas órdenes.
Tomar los fusiles de tinta y apostarse sobre un viejo camino de terracería, ahora pavimentado; un pueblo ahora democratizado convertido en una urbe lejana.
Una nueva batalla ha iniciado. La sorpresa y la lucha de los camaradas de Broder, nunca termina.

viernes, julio 09, 2004

Al punto de origen

Mi regreso a Juárez es eminente. Me tendrán que volver a soportar. Distintas razones en mi vida propicias que a partir de hoy, inicie mi regreso.

martes, julio 06, 2004

Una cosa queda claro. Hay una cosa buena que dejaron las elecciones en Chihuahua. Que los narcotraficantes no tendrán que 'arreglarse' con otras autoridades. Los chihuahuenses le hicieron el favor. Votaron por la continuidad a la impunidad. Ellos tendrán ahorros millonarios.
Los comentarios que salieron a flote después de mi post han incrementado las visitas de cibernautas a mi blog. Yo sigo queriendo a Chihuahua como siempre lo he hecho. Lo que dije fue para aquellos que refrendaron con su voto la dictadura del actual sexenio. Yo como periodistas sufrí en carne propia la prepotencia del Ejecutivo.
Los periodistas que fuimos perseguidos por el Estado junto al Director General del rotativo Norte, lo podemos constatar.
Yo no estoy peleado con el PRI. Que quede claro eso. Sin embargo creo que fue un voto no a favor de Patricio sino contra el Partido Acción Nacional. Así de sencillo. Los chihuahuenses se equivocaron por esta ocasión, aunque a veces hayan marcado la pauta nacional en la democracia con aquel verano ardiente de 1986.

Contra-tiempos


Por Antonio Flores Schroeder
Podría decir muchas cosas esta tarde. Contar mentiras y glorificar a Satanás en un altar sobre la bandera tricolor. Enfrentar las críticas mediante un escrito, una fotocopia inalterable con sellos de verdad y explicar el pasado, para luego, mediante un análisis subjetivo, detallar el presente y así poder asumir los riesgos que el pensamiento libre me podría obsequiar en el futuro. Pero sería perder el tiempo en vanalidades.
Ahora tras el resultado de nuestra democracia enana, no queda mas que pensar. Seguir desde mi trinchera como hasta ahora lo he hecho, sin contratiempos ni averías.
Decir por decir es una cosa, pero cuando los corazones didácticos no toleran los sufrimientos del pueblo, la indignación, la pobreza, sobre todo si se ha vivido de cerca, si se saborea todos los días mediante el trabajo periodístico, si la verdad se conoce a base de la verdad, entonces uno puede decir lo que quiere, aunque muchos crean que los pétalos sean espinas, tan solo por sentimientos iracundos.
El estado de alerta permanente en el que se vive en este país y el regreso al pasado por parte de su población, no queda otra mas que quedarse callado, permanecer al margen y escribir la historia de las ciudades, los estados y esta puta nación.
Decir las cosas para tratar de explicar este mundo tan complicado, es -pensarían muchos- perder el tiempo.
A veces las palabras que se escriben duelen más al autor que al lector. Quien da un mensaje es porque sabe lo que ocurre, o al menos tiene una noción de una parte de ese universo al que se refiere con las oraciones en un párrafo de alguna canción, un poema, un post.
No pediré una disculpa, pues hacerlo, sería caer en el juego de la estupidez. Lo que está dicho ya tiene lugar y no se le puede olvidar.



domingo, julio 04, 2004

La primer mentira de Reyes Baeza

Por Antonio Flores Schroeder
El virtual ganador de las elecciones para gobernador en Chihuahua contó su primera mentira. Reyes Baeza, dijo para un noticiero nacional que recibía el estado de Chihuahua en buenas condiciones.
Al ser cuestionado por Televisa sobre cómo encontraba a Chihuahua después del Gobierno de Patricio Martínez, dijo: "Lo encuentro bien hablando generalmente, buenas carreteras, buena actividad ganadera...".
Es increible que los chihuahuenses se comporten como idiotas al refrendar 'el trabajo' del narcogobernador Patricio Martínez.
Pero si los chihuahuenses quieren mierda, mierda hay que darles.

Por lo pronto la Procuraduría General de la República, debe investigar a Patricio en cuanto termine su mandato. Sabemos que su actividad al frente del Gobierno del Estado propició que la Procuraduría se llenara de orangutanes y asesinos.
Y repito, si los chihuahuenses quieren mierda, mierda tendrán durante los próximos 6 años.