Barra de video

Loading...

domingo, diciembre 05, 2004

La Fiesta

Extravié el mundo a llantos.
Agua entre dedos escurrió
hasta convertirse en arena
y retumbar mis pies
historias de aire, fuego.

Me tragué a dos tiempos
voces de mil nombres.
Las piernas se asfixian,
caen como edificios sin color
y no queda más sostener
el reloj del cadáver.

Las luces amontonadas
perviven en la sala de mis manos
y los grillos con aliento de ceniza
reinician de entre otros días
revoluciones ajenas.
Se van.

Ahora todo es nada
-veo sólo la memoria
y gestos de sonrisa-.
Whisky y Ginebra.

AFS

No hay comentarios.: