sábado, noviembre 06, 2004

Sol

(A Abigayl Giner)


De vez en cuando amanece por la ventana de mi recámara. En esas veces, sobre todo esas veces, en que mis manos tiemblan sobre los senos de una mujer.

No hay comentarios.: