jueves, noviembre 11, 2004

Las cartas de Ramallah II

Me da un gusto enorme saber que estás con bien mi querido Ambla. En este lado del mundo las cosas siguen igual, no he podido salir del cuevario porque ya todo el grupo está en la lista negra, pero posiblemente -aunque ellos también puedan leer esta carta- pronto escaparé al tercer paraíso. Debes por el momento, permanecer franco vestido de la misma forma, no quiero perder otro de mis brazos. El plan no ha cambiado, continúa con el mismo afán de terminar con todo de una buena vez por todas. Esperaremos a que las circunstancias cambien un poco para vernos en Cuba. Por ahora el FBI y algunos miembros de la policía mexicana saben ya de los explosivos que decomisaron los pendejos de la Policía Judicial del Estado. De seguro los querían sus amigos los del cártel de Juárez. Yo te marco al mismo número. La lucha continúa aunque ahora estemos de luto.

No hay comentarios.: