jueves, junio 17, 2004

Cosas de la modernidad...

Hace poco me llegó a mi correo electrónico una propuesta para que por fin pudiera yo consagrar uno de mis sueños. De pronto el mundo fue otro. Imaginar tener en mis manos un martillo de cerámica de iones con turbo, me ha quitado el sueño desde hace algunos días.
La moderna herramienta, sin embargo, carece de velocidades o reguladores de presión atmosférica, pero con su moderna tecnología de ionización -se asegura en sus instrucciones- puede alcanzar a generar en un tiempo máximo de 8 horas, imágenes de Luis Donaldo Colosio o Raúl Vel-az(s)co (El taradito de los domingos), lo cual, por supuesto me sigue hasta hoy, quitando el sueño.
Tiene seis años de garantía y cuesta sólo 850 pesos. Aunque tengo sin dormir 72 horas, creo que resistiré 24 más de igual forma. Iré a la tienda más cercana del banco Santander-Serfín y pagaré, para poder clavar durante todo el día, toda la noche.
Estoy muy contento por eso. Tendré mi moderno martillo 2004.




No hay comentarios.: