viernes, mayo 28, 2004

Cuentario


Migración


Antonio Flores Schroeder
En las tres últimas semanas he trabajado en un proyecto del
periódico que intenta plasmar el sufrimiento que tienen que
pasar los indocumentados tanto de latinoamérica como de México.
Los casos son varios. Desde aquellos que viven su tradicional viaje
hasta Nogales, Sonora, luego de iniciar su travesía en Chiapas, Panamá y
otras naciones pobres, hasta quienes duran dos meses para llegar
a esta ciudad e intentar alcanzar el 'sueño americano'.
Las injusticias más escalofriantes que he visto, es cómo los
llamados 'polleros' o traficantes de humanos abandonan a grupos
de treinta o cuarenta personas en medio del desierto.
Cerca de esta ciudad del caos y los murales, hay una población llamada
El Sásabe que está prácticamente en medio del desierto.
La temperatura suele convertirse en infierno y alcanzar más de 50 grados
en pleno junio o julio.
Por esa zona cruzan sin papeles oficiales alrededor de 2 mil personas diarias.
La Policía Municipal, la Judicial del Estado, la Agencia Federal de
Investigación parecen no darse cuenta de lo que sucede.
El problema de esto es que hay mucho intereses, pues como pueblo no
podría subsistir y los habitantes toleran y participal en este delito.
Restaurantes, gasolineros, autoridades, todos están coludidos y en algunos
casos , si no es que en todos, el grupo Beta dependiente del Instituto
Nacional de Migración los protegen.
Es un dineral el que hay en El Sásabe. Uno no se puede explicar cómo le
hace la gente para mantener autos nacionales del año.
A los 'pollos' que me ha tocado entrevistar hablan de pagar cerca de
mil 800 dólares por el viaje hasta Tucson, Arizona, que suele durar
cinco días de angustia y miedo.
En el trayecto se presentan violaciones, gente que se pierde y muere
después de decidir que 'no puede más'.
El sábado comenzarán en Nogales, una serie de eventos que darán la apertura
a lo que será la caminata 'No más muertes'.
Marcharán algunas organizaciones no gubernamentales por el camino que utilizan
los migrantes. Se tiene contemplado que dure cinco o seis días.
El hecho es histórico y coincide con la visita del Presidente Vicente Fox
que estará por estos lares el próximo miércoles.
A ver si alguien le reclama su falta de cumplimiento a la promesa del
famoso e irreal acuerdo migratorio con Estados Unidos.


No hay comentarios.: