domingo, abril 18, 2004

Sobre los blogs

Recientemente han aparecido una serie de textos sobre los blogs, algunos de ellos (sólo algunos) son interesantes pero la verdad es que el grueso de los 'análisis' que abundan en la red construyen una pecera de ideas accidentadas sobre el tema.
Hace unos días en un 'posteo', Edgar Rincón Luna escribió una frase que me gustó y la cual es muy cierta: "A veces parece que los blogueros esperan más de su blog que el blog de ellos". Otro escritor juarense, Mauricio Rodríguez (Zerk) también debatió el tema arrojando buenas ideas.
Empezaré por decir que de los únicos blogs que no han perdido la idea para lo que fueron creados es uno :el de Dolores Dorantes. ¿A quién le importará leer las anotaciones diarias que en lugar de haberse hecho en una servilleta manchada con salsa Tabasco, se hacen en internet?
El de 'Tabla sin asidero' denota la presunción, la pérdida de la identidad, además de meros textos sin entrada o salida hacia algo que pueda parecer innovador, salvo algunos dos o tres poemas que se pudieran rescatar.
Es abominable (así como en las películas del Santo contra las momias) que aparezcan en el espacio virtua de un 'artista' saludos o cosas que no importan en demasía a quienes buscan en los blogs algo de literatura fresca.
El problema es que los blogs fueron creados para eso. Para escribir lo que a uno se venga en gana. Así de sencillo. No creo que él o los creadores de tan atinada idea pensaran en los escritores, de aquí que diga que el blog que no ha tomado una vertiente para lo que fue concebido, sea el de la escritora veracruzana, radicada en Ciudad Juárez.
Lo escrito por Rincón Luna y Zerk sobre si es o no una autopromotora de su obra es digno de tomarse en cuenta. Es cierto que se dedica a viajar y a exponer su poesía en lecturas internacionales, pero de ninguna forma su blog es un ejemplo de la autopromoción cultural.
Escritores y decenas de periodistas lo han adoptado como un medio de expresión. Creo que el blog -usado por periodistas y escritores- no ha alcanzado todavía su esplendor debido a que sólo son leídos por sus mismos colegas o personas que llegan a ese lugar por buscar temas que no tienen nada que ver con los que desean encontrar.
Aproximadamente un blog tiene 30 visitas diarias. Veinte de escritores y amigos y diez de visitadores que abandonan el lugar antes de haber leído siquiera un párrafo de lo escrito ahí.
Decía que le falta mucho todavía para convertirse en una alternativa real para los creadores. Esto no quiere decir que un día no vaya a pasar. Quizá en cinco años podamos ver en la red blogs que tengan 50 visitas diarias de lectores, y no sólo de los amigos, familiares o escritores.
Hay que no olvidar como dijo Heriberto Yépez en la revista Tierra Adentro (número 127, abril-mayo 2004) que 'el medio masivo actual más avanzado es uno donde predomina la escritura: el internet. Allí no es la voz o el sonido lo que rige, sino el texto. El texto combinado con la imagen'.
Lo anterior da esperanza de que el blog logre avanzar en términos de expresión literaria.
Ojalá y podamos encontrar en algunos años la renovación de las letras mexicanas por estos lares de la red. Pero todavía falta.

No hay comentarios.: