martes, marzo 09, 2004

"El Chito" y Norte de Ciudad Juárez:
el triunfo de la verdad...


Nació enfermo de poder. Desde joven le gustó tenerlo, sobre todo en la Universidad Autónoma de Chihuahua cuando buscaba los puestos de las sociedades estudiantiles.
No le importaba cómo hacerlo. "El Chito", como le empezaron a decir sus amigos se encargaba de golpear a sus contrincantes. Era una persona violenta.
Después como si su destino estuviera marcado por una patología se inició dentro de la Procuraduría de Chihuahua en donde empezó sus relaciones con el narcotráfico y de ahí fue subiendo gracias a sus 'padrinos'.
Cuando Patricio Martínez lo mandó a llamar para que ocupara el cargo se debió en parte, porque el Ejecutivo estatal, necesitaba un hombre frío que no tuviera problemas para hacer el trabajo sucio del Gobierno chihuahuense.
Dato curioso e increíble, "El Chito Solís' fue nombrador Procurador por el problema que tenían Patricio Martínez y el Director General del Periódico Norte de Ciudad Juárez, Oscar Cantú.
Para los que no conocen la historia, Cantú fue el único propietario de medios de comunicación en esa entidad que no le ha temido al Gobernador. Se han publicado reportajes en Norte que han llamado la atención no sólo nacional sino internacional.
Producto de lo anterior fueron demandados y perseguidos por el Ministerio Público del Fuero Común varios periodistas, entre lo que se encuentra quien escribe estas líneas.
Martínez García decidió llamar a "El Chito" para hacer 'la paz' con el Norte.
El propietario de este medio impreso conoce desde hace muchos años a Solís, al parecer por haber sido compañeros de escuela.
Patricio trató por todos los medios de que Cantú cayera en una trampa y mandó al Procurador a la oficina de Cantú para hacer un pacto, que no surtió efecto y por el conocido carácter del licenciado Cantú lo mandó 'a chingar a su madre'.
El pacto consistía en una cantidad muy alta que el Gobierno del Estado daría en publicidad mensualmente (Patricio retiró la publicidad de Norte arbitrariamente. Era el único medio en Chihuahua que no tenía difusión del gobierno estatal).
Después no sólo eran el Mandatario sino también el Procurador los que se encargaron de perseguir a Norte.
La renuncia de "El Chito" no es sólo un triunfo ciudadano, sino es de los periodistas que lo señalaron día tras día.
Ahora no sólo tendrá que ser investigado por sus negligencias y 'tapaderas' en los crímenes de mujeres en Ciudad Juárez, sino por narcotráfico.
Pero hay otros que deben de renunciar y están más arriba. Sobre todo uno que se encuentra en Palacio de Gobierno, allá en la tierra capital tarahumara.

No hay comentarios.: