viernes, febrero 13, 2004

Un día de furia en viernes 13


"Hijo de puta, salí encabronado de mi casa, el cheque que me dio mi jefe estaba en blanco. Por eso lo hice. Encendí el auto, atropellé al perro de mi vecina y luego enfilé por la Avenida Obregón. El primer hombre que maté fue en el semáforo de la Ruiz Cortínez. El muy ingenuo me pidió limosna y yo, cansado, enojado que estaba, desenvainé la gloria de la furia y le di un balazo en la cabeza. Luego me fui disparando a quienes manejaban. Cuando se me acabaron las balas de la treinta y ocho, saqué la cuarenta y cinco, la que uso en la judicial. Hasta hoy que me interroga, sé que maté a quince personas. Pero insisto, estaba muy enojado, por eso lo hice"

No hay comentarios.: