Barra de video

Loading...

martes, febrero 10, 2004

El cuento de nunca acabar

No cabe duda que la corrupcón en este país no ha terminado ni se ha podido disminuir. Uno caso bastante comprometedor para el presidente Vicente Fox, es el que se ha presentado en Sonora con las Aduanas, particularmente con la de Nogales, a cargo del administrador local Alfredo Roldán Torres.
Este muchachón es cuñado de Rodolfo Elizondo, el expriísta sonorense metido en Los Pinos en la Coordinación General de Comunicación Social, después de haber sido el fiel escudero de Luis Donaldo Colosio, mandado a matar en 1994 por la altas esferas del priísmo en ese entonces.
Torres ha empezado a utilizar su parentesco familiar y a cometer actos de corrupción sin precedentes en la aduana de esta ciudad. Tráfico de armas, autos usados sin importar, televisiones y todo un menú de artículos que representan una fuga millonaria para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Las cosas siguen igual, es el cuento de nunca acabar.

No hay comentarios.: