Barra de video

Loading...

viernes, enero 16, 2004

A donde irán... (Como dice la canción)
Hoy leí en el diario Reforma de la Ciudad de México una muestra de lo poco que el Gobierno Mexicano, a través de sus tribunales de justicia (Nada independientes del Poder Ejecutivo) aprecia las obras de arte de aquellos que con su sensibilidad han logrado mostrar el poder del ser humano.
Me refiero a que el INBA perdió la posesión de 38 obras de Remedios Varo, sin duda, una de las pintoras más relevantes del siglo pasado.
El Tribunal de Justicia del Distrito Federal entregó los derechos a la sobrina de la artista. Debería de existir un decreto presidencial en aquellos casos que se trate de un acervo cultural o de plano, obligar a quienes se queden con la 'masa hereditaria' a devolverlas dentro de un tiempo, inclusive, obligar a que no las puedan vender.
Lo anterior demuestra que en cuestión de legislación cultural andamos mal, muy mal, como en todos los dem´s aspectos legislativos de esta tierra que se dice ser País.

No hay comentarios.: