domingo, diciembre 07, 2003

El músico triste
Llevaba tres días ahí, junto al piano, el vodka y sus cigarros. Lo pude ver a través de la cortina que separa el estudio de música y el bar. Sus manos temblaban y el humo del tabaco que salía del pequeño misil en llamas, disipaba la realidad, como si todo se tratase de una atinada película rusa en blanco y negro.
Hablaba en voz baja con nadie. Releía un poema escrito mientras la vaca del circo se negaba a bailar frente a más de mil personas.
Después se levantó llevándose las manos al cabello revuelto com una sopa de letras. Caminó hacia la ventana y escuchó una música que provenía de entre el aire, el cielo, el infierno.
Impulsado por lo anterior, se sentó junto al piano y compuso la canción que jamás hubiese imaginado inventar.
Yo lo vi, llevaba tres días ahí, junto al piano, el vodka y sus cigarros.

No hay comentarios.: