jueves, diciembre 04, 2003

Con el tiempo la destrucción es inevitable, cada vez que llega esa hora, ese día, ese lugar, los pasos que hemos de seguir no son los mismos de ayer, por eso, yo me detengo al filo de la cascada, te observo y solo te saludo.

No hay comentarios.: