Barra de video

Loading...

viernes, octubre 10, 2003

Por Antonio Flores Schroeder
Nogales.-Con apenas tres meses de haber llegado a esta frontera como subdelegada de la Procuraduría General de la República, Rosa Amelia Soria Cázares sabía que agentes efectivos utilizan a madrinas para participar en investigaciones y operativos de la institución, según lo revela ‘un despido’ realizado ayer por la misma funcionaria federal, luego de que fuera publicada en la columna tic-tac, información relacionada con un cateo de la AFI sin una orden federal a un hotel de la ciudad.
“Se fue con un hermano a la ciudad de México, no lo pudieron cambiar de plaza, fue llamado por la Subdelegada y lo corrió, después de que se enterara de su participación en los hechos del hotel San Francisco” declaró una fuente fidedigna a El Diario de Sonora.
Se tiene conocimiento que ‘el agente no efectivo’ participaba en los recorridos de terracería en las afueras de la ciudad en busca de traficantes de droga, polleros y el paso de fayuca que ocurre en las brechas por el rumbo de Mascareñas.
Ayer se intentó hacer contacto con la Subdelegada, sin embargo no fue posible ya que por la mañana se encontraba fuera de su oficina y tras intentar una entrevista con ella, en punto de las 19:30 horas ‘se encontraba fuera de la ciudad’ según platicó una secretaria que contestó el número telefónico 3131767.
Trascendió al cierre de esta edición que se encontraba en la capital de la entidad, luego de ser llamado por el delegado en Sonora para que rindiera cuentas sobre el supuesto cateo realizado sin ordenes de un juez federal y no se descarta que durante las próximas horas sea removida de su puesto, producto de los actos ilegales en los que ha incurrido la Procuraduría a nivel local.
La investigación de El Diario comenzó tras una queja del propietario del hotel San Francisco durante ‘una revisión’ que la PGR realizó a su inmueble hace unos días.

La historia

Momentos de angustia fueron los que vivió el personal del hotel San Francisco ubicado en la calle Venustiano Carranza 1672, en la colonia Moderna, cuando siete elementos de la Procuraduría General de la República catearon el lugar sin una orden de un juez federal, el pasado viernes aproximadamente a las 18:00 horas, luego de amenazarlos en reiteradas ocasiones
“Traían una orden firmada por un Ministerio Público, pero de un juez federal no. Ellos sólo venían ‘por sus pistolas’ a registrar los cuartos y maltrataron verbalmente a los empleados, además de que molestaron a una pareja que se encontraba en uno de los cuartos”
Esto no es la primera vez que sucede. Hace 20 días llegaron al lugar los mismos policías, quienes golpearon al guardia de seguridad y se llevaron el cassette donde estaban grabados los actos ilegales en los que incurrió la Procuraduría General de la República.
“En esa ocasión llegaron gritando y tocando las puertas, sin orden federal. Un guardia de seguridad salió lastimado y fue amenazado de que no se interpusiera en la revisión que harían en ese momento, de lo contrario le hiría peor”, declaró Carlos Sandoval, propietario del establecimiento”.
Y agregó:
“Los federales creen que éste es un hotelucho, el cual no lo es, piensan que aquí escondo a polleros y a gente indocumentada, de ahí sus métodos terroríficos de querer encontrar algo que no existe’.
La extraña persecución que supuestamente ha sufrido el empresario local, ha derivado en otros problemas de índole personal: amenazas por teléfono, en donde lo han amenazado con un ‘levantón’, líneas ‘colgadas’ y hasta vigilancia en carros no oficiales cerca de sus negocios en donde posiblemente lo han estado vigilando ‘madrinas’ de agentes efectivos.
“Por si fuera poco he tenido correteos, a mi esposa la han estado molestando y hemos pensado irnos a vivir a Estados Unidos. Un día me alcanzaron en El Cíbuta y dispararon al aire, para que me detuviera. Lógicamente no lo hice y aceleré hasta el poblado. Existen testigos pero no los voy a delatar porque fueron quienes me salvaron la vida” .
Para poder pasar desapercibido ante los oficiales ha tenido que cambiar de automóvil en dos ocasiones.
Sandoval teme por su vida y la de su familia, ya que lo han estado siguiendo durante los últimos días automóviles sin placas con varias personas en su interior. “No sé que me pueda pasar, por eso acudo a este medio tan importante, para denunciar esta extraña persecución”


El reclamo
“Ellos deben de investigar de la manera adecuada. Para eso pagamos impuestos. La PGR debe mandar a esta frontera y a todo el País, personal capacitado y no prepotentes que con una charola hacen lo que les da su..... gana” declaró Yolanda Flores Armenta, encargada del hotel.
Y agregó:
“Yo me encontraba en mi casa, y la recepcionista me habló que estaban federales que iban a ser un cateo y cuando llegué me dijeron que querían entrar, pero les dije que no, que tenía que estar el abogado de la empresa, y que además hablaríamos a El Diario y ellos me dijeron que iban a hablarle a un Ministerio Público”
Luego llegó el señor del MP y el abogado le dijo que lo que traía no era una orden de cateo federal, él le explicó que era una orden de investigación, en la cual una llamada había alertado de que en el lugar mencionado se encontraban varios polleros.
Flores asegura que la orden de investigación, salió extrañamente de forma muy rápida, luego de la llamada.
“Registraron las 16 habitaciones y molestaron a unos clientes. Un tipo robusto moreno le dijo de forma arbitraria a la recepcionista que se callara luego de que ella le reclamara el por qué había tapado con la mano la cámara. La prepotencia es bastante fuerte, me dicen que soy abogada porque defiendo mi trabajo. Por eso esperé al abogado. Les expliqué que no tenía nada que esconder pero primero quería a su abogado por temor a que pase algo raro... que me vayan a matar los federales”


No hay comentarios.: