viernes, julio 25, 2003

El señor R quiere mucho a su colega JH. Lo protege de las lenguas morbosas y diabólicas de la crítica (No quiere que el mundo sepa las transas que hacen con las becas ni quiere que no enteremos de que JH vende libros pornos en las segundas). Para ellos ha elaborado todo un plan. Tiene encerrado un mes en su cuarto leyendo estrategias militares. Ha pensado en colgar a AF de un árbol, incinerarle los testiculos, mandarlo a matar en un asalto. Cuidado, podría usted figurar entre los desgraciados en manos frias de mister Ojete.

No hay comentarios.: