Barra de video

Loading...

miércoles, mayo 28, 2003

Hasta siempre JUVENAL ARAGON


A B R E V A D E R O D E A M I S T A D
Tenía relativamente poco conociéndote personalmente. Cinco o seis años a lo mucho. La última vez que nos hablamos por teléfono, te dije que venía a Sonora -que aventura dijiste-. Platicamos de las elecciones, de esos pinches panistas. Me invitaste varias veces al Samborns pero nunca quise ir. Había muchos periodistas pasados de moda que le querían hacer al falso intelectual chilango apostadoS todo el puto día en una cafetería.
Varias veces cruzamos palabras de enojo, pero nada más allá de las divergencias políticas que ambos teníamos.
A Manda, tu señora esposa, tuve la fortuna de darle clases. Hay que reconocerlo Amanda fue la mejor estudiante en la prepa. Ahora estudia -me lo han dicho, con buenas calificaciones Derecho en la UACJ) A tu hija, la mayor, todavía le debo la película de "El Perro Andaluz", está allá en Juárez.
Muchas gracias por todo el desmadre que echamos, Servando Pineda me contó un chingo de cosas que hacían en la redacción de El Diario de Juárez. Eras un desmadre a tus (entonces) sesenta y quién sabe cuántos años.
Que chingón es morirse así. Lo digo con todo el sentimiento de un periodista. Morir y que todos se acuerden de ti, se ha de sentir muy chingón allá arriba. Habrá muchas cosas que escribir de ti. Ahora es tiempo de guardar silencio pero no de estar tristes, ¿Para qué?
¿Quieres un café?
Cabrón.

A la familia de Juvenal Aragón, todo el amor y mi pésame de corazón, desde Nogales, Sonora.

*Si alguien puede imprimir estas letras, favor de hacércelo llegar a Amanda. El teléfono no lo tengo, está en mi computadora en el Norte de Juárez. URGENTE>

No hay comentarios.: