domingo, mayo 11, 2003

Hasta que por fin te dignaste Oriana. Pensé (creo) que un día cualquiera te iba a encontrar muerta en esta escalera. Te entrego las llaves, sé valiente, lo necesitarás. Al fondo está la puerta.

No hay comentarios.: