sábado, marzo 08, 2003

Zerk y yo una vez fuimos a un restaurante, a un restaurante Zerk y yo fuimos. Se le ocurrió pedirle al mesero un caldo de labio de cocodrilo brasileño, con una sopa de cartílago de moyote y no sé que chingados más. El empleado no supo si salir corriendo y gritar ahhhhhhhhhhhhhh -así como en la Naranja Mecánica- o preguntarle al capitán de meseros si podían preparar tan suculento platillo.
El dantesco Zerk suele preguntar cosas así. En otra ocasión preguntó en una tienda de zapatos si tenían botas de cuello de hormiga. Bastante loco. Agarren el trip...
AFS

No hay comentarios.: