sábado, febrero 01, 2003

Frontera



Hay recuerdos que
desvanecen sobre mis manos,
pequeñas ciudades,
cuartos amorfos
donde pernocté
alguna vez la cárcel,

mujeres fantasmas
mosaicos populares,
distantes historias
inventadas en el sur
para morir en el norte,

espinas de arena
que recorrían el apacible
folklor del cannabis

cuerpos sin memoria

tarahumaras varados en plazas,
parques,
niños sucios de mirada dulce
que nunca llegaron a ser
utópicos jóvenes revolucionarios,
hoy sólo negocian solos la sangre.



Antonio Flores Schroeder

No hay comentarios.: