jueves, febrero 13, 2003

Esperaba a Yenlai en el bar de siempre, a la misma hora... fantasma. Su olor (su voz) paseaban las horas desde hacía siete días, siete muertes escritas con k, siete obscuridades, y ella nunca llegó.

AFS

No hay comentarios.: