viernes, febrero 28, 2003

Crónicas del ayer futuro
(I)

El hombre estaba ahí, a la derecha de su padre, con un rifle de asalto y a la orilla del desfiladero. Vigilaban el camino que iba rumbo al refugio. No habían comido en dos días.
Cuando vieron que se aproximaban los caballos y los elefantes y el Rey, el hombre saltó al vacío mientras su padre sacó apresurado de un costal de tela una computadora portatil.
El hombre
c
a
í
a.
Uno de los soldados que resguardaba al Rey pudo percatarse de la valiente acción. Desefundó su pistola y disparó. El eco del ruido de las balas golpeó las paredes de la montaña y los venados corrieron.
Entonces el padre lamentó que todo hubiera salido mal, por eso aplicó un reset a la computadora para que todo se volviera a repetir.

Por Antonio Flores Schroeder




No hay comentarios.: