jueves, julio 20, 2017

(Des) Creer en #JavierCorralJurado


Por Antonio Flores Schroeder
Conocí a Javier Corral Jurado cuando fui coordinador editorial de la sección de Opinión de NORTE de Ciudad Juárez, a finales del convulsionado año 2000. Tuve contacto con él primero vía correo electrónico y después por teléfono.


Apenas cumplía yo tres años de carrera en los medios. Me pareció no solo una persona respetuosa sino congruente con lo que escribía. En ese tiempo el ahora gobernador de Chihuahua se acababa de convertir en senador por mayoría en primera fórmula junto a Jeffrey Jones.

En ese tiempo Patricio Martínez era el jefe del Ejecutivo estatal. NORTE atravesaba feroces ataques no solo de él sino de la Policía Judicial del Estado y sus secuaces del narco. Corral escribía en las páginas editoriales de NORTE y defendernos de Martínez era su lugar más común.

Así lo conocí. Me invitó a enviarle mis artículos editoriales para publicarlos en un espacio del Senado y hacerlo significaba otra tribuna para manifestar mi descontento contra Patricio. Por esa razón acepté de inmediato. Varios de esos artículos aún están en espacios virtuales de Corral y el Senado de la República.

En 2003 salí de NORTE para ir a experimentar como jefe de redacción a un diario de Sonora. Con el tiempo, perdimos la comunicación. Regresé en el 2005 a NORTE con ese mismo puesto y Corral ya no era el mismo.

Mucha gente, inclusive personajes cercanos al político panista, no percibieron ese cambio. Pasaron los años y como Corral ya no escribía en las páginas de NORTE, perdí todo contacto con él.

Ese cambio de personalidad era notorio. Veía por debajo del hombro como si los demás fueran menos que él. Creía que su experiencia legislativa estaba por encima de cualquier persona no solo en su partido sino en el resto de la sociedad.

Comprobé esto en el 2015, cuando falleció el director editorial de Norte, Alfredo Quijano Hernández. En el funeral no saludó a quienes nos encontrábamos ahí. Parecía haber ido solo para la foto.

Aquel Javier Corral que todos conocíamos como buena persona y por momentos hasta simpático, había perdido el piso tras jugar a la política en las grandes ligas mexicanas.

El político azul que viste a veces con trajes del sol azteca no solo se había extraviado políticamente, también se olvidó de su pasado. ¿Se acordará cuando trabajó como coeditor en NORTE y se bajaba de la Ruta 4 para entrar a la sala de redacción?

Sin entrar en el penoso asunto de sus bandazos contra los medios de comunicación y periodistas de la entidad, Corral dio lecciones de su oficio y experiencia en la contradicción ya siendo gobernador, por ejemplo, al pasear junto a Patricio Martínez en el centro histórico de Chihuahua, cuando lo llamaba el gobernador del diablo.

Como éste caso hay muchos más. Desde mi punto de vista, cuando alguien transita de extremo a extremo, es porque no sabe mantener el equilibrio y alguien que no sabe mantener el equilibrio, cualquier viento puede derribarlo y caer encima de cualquiera. Lo ha hecho, pero ya lo contaré en otra ocasión.

Por eso yo (des) creo en Javier Corral Jurado.

miércoles, mayo 17, 2017

Condenamos el asesinato de Javier Valdez Cárdenas



Periodistas que trabajábamos para Norte de Ciudad Juárez repudiamos el asesinato del colega Javier Valdez Cárdenas, ocurrido el pasado 15 de mayo en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

Exigimos a las autoridades federales y estatales mexicanas investigar, identificar y llevar ante la justicia a los culpables de éste y otros treinta y cinco casos ocurridos en los últimos cinco años.

Este cobarde crimen nos recuerda una vez más que los periodistas mexicanos trabajamos en una situación de emergencia en medio de amenazas y atentados  por parte del crimen organizado y autoridades del gobierno, lo cual ha llevado al límite de colocar a nuestro país como el tercero en el mundo con más riesgos para ejercer nuestra labor, solo por debajo de Afganistán y Siria, naciones sumidas en conflictos bélicos.

En México se han acortado los derechos fundamentales a la libertad de expresión crítica e información de investigación y profundidad, y por tal razón exigimos al gobierno mexicano pasar ya del discurso a la acción.

Recordamos también que han transcurrido 56 días del asesinato de nuestra compañera Miroslava Breach Velducea y ninguna autoridad ha dado resultados en la investigación.

El pasado 2 de abril nuestra casa editora, Norte de Ciudad Juárez, en una muestra de protesta ante las nulas garantías para ejercer un ejercicio crítico y los frecuentes ataques, decidió cerrar sus publicaciones impresa y digital, luego del asesinato de Miroslava.

Las agresiones mortales, así como la impunidad prevaleciente, ponen de manifiesto el alto riesgo que implica ejercer el periodismo en México y eso no puede seguir así.

Solicitamos de manera urgente la intervención de organismos internacionales para exigir y presionar a las autoridades mexicanas, poner un alto a los cobardes asesinatos de periodistas en todo el país y que no queden impunes.

¡Nos Están Matando!

Carlos Omar Barranco
Salvador Esparza García
Antonio Flores Schroeder
Guadalupe Salcido Flores
Miguel Vargas
Francisco Luján
Guadalupe Parada


lunes, febrero 13, 2017

Tres ases de tres


Por AFS

I
En alguna cama de un motel
a esta hora
el orgasmo
ya es un recuerdo.

II
En alguna cama de un motel
a esta hora 
una mirada es un homenaje que
b
a
j
a
desde el cielo.

III
Lo que Trump necesita
es un chile grande
(jalapeño o de árbol)
tal vez
unas enchiladas.

sábado, enero 07, 2017

Apuntes de la libreta

Por Antonio Flores Schroeder

Sueño (no) hecho realidad


Así el cuchillo
o así el recuerdo
de un día como hoy
visto desde otra vida:
cientos de balas
en el cajón
y tanto estudiante
en las aulas.

--------------

Primer trip


Enciéndete, pues
la canción
c
a
e
r
á
sobre los nidos de la alegría
(seguramente).

---------------




Viaje al silencio 

Por Antonio Flores Schroeder

La tarde de hoy fui a disfrutar el atardecer a un sitio lleno de árboles. En lugar de hojas, las ramas estaban pobladas por cuervos. Eran muchos. Creo que ese sitio es una puerta de su casa situada en el Tecnológico de Ciudad Juárez. Olía a las tardes de la infancia cuando la abuela regaba su jardín. 

Al fijar mis ojos en sus movimientos, mientras el sol escondía sus frágiles brazos de invierno, alguien contó un relato. En uno de los árboles, había unoscincuenta cuervos y en cierto momento llegaron muchos gorriones, y los cuervos, como si les hubieran ordenado moverse de ahí, emprendieron el vuelo y el ruido de sus alas me llevó con ellos. Los gorriones ocuparon los lugares de los cuervos. 

Todo había pasado en menos de un parpadeo. Las sílabas cerraron su boca y en esta ocasión tampoco morí con sus gritos. Luego anocheció. Puedo jurar que el tiempo se detuvo.



martes, enero 12, 2016

Una de las tragedias ocasionadas por la escasez de apio

Por Antonio Flores Schroeder

Cuando doña Lencha se dio cuenta de la escasez de apio en la ciudad, pensó que era el fin del mundo. Fue con el cura a las 10:00 aeme y se confesó (ni siquiera era católica). Al salir de la iglesia se desplazó más rápido que un correcaminos y se dirigió al trabajo de su esposo. Ahí, frente a la secretaria, el barendero, la enfermera y una prostituta, le reveló cuántas veces le había sido infiel. También le dijo todas esas cosas acerca de la zoofilia y necrofilia que por supuesto, de acuerdo al reporte del médico, no fueron las causantes de la muerte del hombre más sano de la colonia. Después de eso la mujer se olvidó de la falta de apio (aunque solo por dos días) mientras obtenía el certificado médico de defunción, la inscripción de la defunción en el Registro Civil, la licencia de autorización expedida por la misma dependencia, certificado de actos de última voluntad y de seguros, una copia del testamento del notario y otros trámites para la obtención de la pensión.

El día en que la falta de apio en la ciudad fue un problema

Por Antonio Flores Schroeder

Hay una escasez alarmante de apio en los supermercados de la ciudad. El alcalde ha llamado a rueda de prensa para tratar de anestesiar el descontento social. El Ejército fue sacado a las calles (otra vez) y el Congreso local tendrá esta tarde una sesión extraordinaria para abordar la problemática. Los estudiantes planean un movimiento junto a los obreros. Toda la ciudad agitada.

jueves, agosto 13, 2015

Calavera, el arte del muralismo juarense


Por Antonio Flores Schroeder
El muralismo, al igual que otras expresiones artísticas, cobró más fuerza en esta ciudad después de la ‘guerra contra el narco’.

Decenas de bardas, edificios, escuelas y negocios de esta frontera fueron intervenidos por artistas urbanos, muchos de los cuales gracias a su trabajo, tuvieron la oportunidad de mostrar sus creaciones en el extranjero.



Calavera es un colectivo con mucho trabajo no sólo en esta ciudad sino fuera del país y está formado por Alejandro Cruz Chavira (Vampirate) de 24 años, Iván Meléndez Chávez (Shack) de 31 y Benito Mendoza Murillo (Deko) de 27.

El proyecto nació a finales de 2012 con la idea de crear un ‘crew’ más sólido en cuanto a la producción artística.



“Esto lo hicimos con el fin de cambiar la forma de trabajar en un muro y de cierta manera también para lograr una competencia que ha sido necesaria para acelerar el crecimiento del arte local”, manifestó Mendoza Murillo.



Dentro del colectivo, agrega ‘Deko’, siempre ha existido la chispa de hacer producciones más interesantes en formato y herramientas. Por eso no se estancan en un estilo.

Los tres integrantes del colectivo trabajaban cada uno por su lado pero siempre estaban en movimiento dentro de la ilustración digital, graffitti y en la pintura de estudio.



“El hecho de crear algo desde cero y meterlo en un contexto urbano vuelve muy interesante a un espacio. Cada lugar tiene características únicas: texturas, color y luz”, indica Deko.

Sus creaciones están literalmente en toda la ciudad: en las colonias Riberas del Bravo, Morelos, Salvárcar y en varias calles como la Jilotepec y en la zona Centro. Han intervenido algunas escuelas como el Tec de Juárez y la UACJ. También han participado en España.

La importancia del muralismo

“La etapa de violencia que atravesó la ciudad, fuera de todo lo negativo que trajo, influyó en mucha de la temática artística de la ciudad. Normalmente las ideas iban de la mano a la violencia tanto aquí como fuera de la ciudad. Esto atrajo muchas miradas hacia esta frontera e hizo crecer el movimiento” , destaca Mendoza Murillo.



Hoy, explica ‘Deko’, los gobiernos se interesaron más en lo se hace en materia cultural en esta ciudad.

“Por ejemplo lo que hacemos con proyectos en zonas de alto riesgo, zonas olvidadas, sin duda la cultura, la pintura en nuestro caso, representa una nueva opción para los habitantes de esta frontera”, observa el artista juarense.



Calavera piensa que el arte debe enseñarse y compartirse. Para ello tienen un estudio abierto para la comunidad que se pinta sola en este arte.

“Nosotros tratamos de enseñar y si alguien tiene algo que mostrarnos siempre estamos abiertos. Hay que crecer junto a la ciudad”, vierte ‘Deko’ que informa que el estudio está localizado en el cruce de 21 de marzo y Juan Escutia en la colonia Melchor Ocampo.

Para los interesados en este proyecto pueden escribir a siemprecalavera@gmail.com

jueves, agosto 06, 2015

Luna roja

Por Antonio Flores Schroeder

Hubo noches en las que el fuego me abrazaba

mientras yo enterraba recuerdos y escondía la soledad.

Después crecí cobijado por el frío de mis padres

descubrí estrellas apagadas por la rutina del sol

                                                   (astros alejados de mi demencia)

y un día dejé la casa donde vertí el humo debajo de las alfombras

para entender a la tristeza envejecida.

Primero soñé fotografías

luego desperté en un plato sin comida

cuando mi entorno se adormecía

y el presente era secuestrado por un sicario del amor.